Traumatologo-abilitaSeguramente en algún momento ha visto estas nuevas series de televisión que suceden dentro de una sala de emergencias.

Unas de las más conocidas con E.R. y Grey’s Anatomy, aunque las dos tienen enfoques muy distintos, sin duda tratan de recrear lo caótico que puede ser el trabajo dentro de una sala de emergencia.

Al departamento que se encarga de los tratamientos de este tipo se les conoce como centros de atención primaria de salud.

Este tipo de atención tiene que cumplir con una serie de normatividades: ser accesible a toda la población, no importando sus diferencias sociales, económicas, culturales, o de raza. También tiene que ser un lugar en donde la coordinación de sus elementos y materiales físicos sean fluidos.

Acá es donde llegaran los pacientes con problemas graves en potencia, y que antes de pasar con un especialista tienen que recibir medicamentos o algún tipo de tratamiento para no comprometer su salud.

Para esto se necesitará  a una planta médica con la sagacidad suficiente para tomar decisiones rápidamente de manera certera, esto coincide con un alto sentido de la integralidad, buscando obtener el mayor número de porcentaje de resultados positivos.

Posteriormente, cuando la emergencia haya sido atendida se busca darle seguimiento a cada una de las problemáticas del paciente para darlo de alta, o en caso de necesitar una atención prolongada de algún tipo de especialista, que sea canalizado al área correspondiente.

El departamento de emergencias tiene que estar a la disposición del paciente, prácticamente las 24 horas del día, pues generalmente esto tipo de problemáticas de salud suceden de manera aparatosa y en el momento menos esperado.

Curiosamente, los momentos en los que es probable que haya mayor actividad son durante las tardes y en la noche.

Sin embargo, todos los que formen parte de esta parte del hospital tienen que mantenerse constantemente alerta para poder responder a las emergencias de manera contundente.

Se cree que la primera vez que se demilitó un área dedicada exclusivamente al tratamiento de estas situaciones de salud fue en 1911 en el Hospital de Louisville, en Estados Unidos, de la mano del cirujano Arnold Griswold.

Debido a su larga experiencia en la medicina clínica se dio cuenta de la necesidad de un departamento que fuera el primer receptor de un paciente en condiciones graves y que permitiera que recibiera los primeros auxilios para después tratar de mejor manera los problemas presentados en el organismo.

Debido a que nunca se sabe con certeza que tipo de problemáticas son con las que se presentara el paciente, es importante que el departamento de emergencias cuente con una gran diversidad de especialistas de primera atención.

Por supuesto que tiene que contar con un médico familiar, pero al menos dentro de su planta de trabajo tienen que estar considerados los servicios de un cirujano, un traumatólogo y un cardiólogo.

También es importante contar con expertos en atención de los padecimientos relacionados con las vías respiratorios y un especialista que pueda atender los casos de envenenamiento en caso de que el paciente haya sido atacado por algún animal.

Hay tres tipos de condiciones críticas que se hacen más recurrentes en este tipo de centros de atención, estas son: paros cardiacos o dolencias relacionadas directamente con el corazón, accidentes traumáticos y finalmente las afecciones relacionadas con los padecimientos asmáticos y de las vías respiratorias.

A continuación trataremos de exponer brevemente cada una de las situaciones que se pueden presentar en estas tres área

*Los paros o ataques cardiacos son los padecimientos con más posibilidades de terminar en desenlaces mortales si no son atendidos rápidamente. En la actualidad se pueden encontrar muchos manuales que permiten prevenir un ataque cardiaco, permitiendo identificar estos síntomas.

Sin embargo si esto ya ocurrió, en cuanto ingresé a la unidad de emergencias, el primer paso será recibir oxígeno y monitorear constantemente las frecuencias cardiacas, también se pueden administrar una serie de medicamentos que permitan revitalizar la actividad del corazón o para deshacer los coágulos que puedan llegar a formarse.

Es probable que se pueda administrar morfina o diamorfina para los dolores que puedan presentarse.

*Al departamento del traumatólogo generalmente entran personas con lesiones musculares  u óseas generadas por accidentes automovilísticos y en segundo caso, accidentes que se dieron en el hogar.

Sin embargo, el especialista tiene que tener la habilidad para diagnosticar rápidamente el estado de las heridas, y saber si el paciente puede tener un tratamiento adecuado en las instalaciones o si es necesario trasladarlo a otro hospital mucho más especializado.

El equipo de traumatología está entrenado especialmente siguiendo una serie de programas y normas que tienen presencia universal conocido como el Advanced Trauma Life Support conformado por el American College of Surgeons.

El traumatólogo tiene que estar listo para realizar actividades de atención como inmovilizar articulaciones, cerrar heridas, y al mismo tiempo realizar estudios que permitan hacer una evaluación del estado del paciente, como lo son ultrasonidos, tomografías y radiografías.

En un porcentaje más pequeño, pero considerable, la traumatología atiende heridas ocasionadas por ataques originadas en pacientes con enfermedades mentales.

En estos casos hay que ser mucho más cuidadosos pues es probable que el enfermo esté bajo algún tipo de tratamiento psiquiátrico, por lo cualquier medicamento que se considere para ser administrado, tiene que ser primero verificado para que no cause algún tipo de reacción alérgica o contradictoria.

*Otro de los padecimientos más recurrentes son fiebres causadas por infecciones respiratorias o ataques de asma que no pudieron ser controlados con los nebulizadores regulares.

Generalmente son atendidos con terapias de oxígenos y corticoides que reduzcan la inflamación y el bloqueo de las vías respiratorias.

En caso de que el ataque sea muy grave se tendrá que hacer uso de las radiografías correspondientes y ventilaciones no invasivas en el paciente.

Posts recientes