terapia fisica y rehabilitacionDespués de sufrir algún tipo de lesión en el aparato locomotor o en alguna estructura del sistema óseo, es importante realizar una terapia física y rehabilitación, esto, con el fin de ayudar a que la articulación afectada recupere la movilidad que tenía con anterioridad, la importancia de recuperar el funcionamiento del mismo se debe a que generalmente mucho de los tratamientos de atención de lesiones requiere que se realicen inmovilizaciones para evitar que la zona afectada resulté con más complicaciones. Al estar la articulación sin movimiento y en una sola posición durante un largo tiempo (incluso, puede considerarse un mes como una larga temporada) los músculos llegan a perder fuerza en comparación con los miembros sanos, por lo que tiene que pasar por una temporada en la que se ejercite para alcanzar las mismas capacidades que su compañero sano. A estos procesos para readaptar a los miembros afectados a la normalidad es a lo que se le conoce como rehabilitación.

Toda rutina de terapia física y rehabilitación tiene que estar fundamentada, estructurada y suministrada por un especialista, no sólo en el campo de la rehabilitación sino en la articulación que haya sufrido la lesión, esto porque cada una de las zonas corporales tiene sus propios métodos de recuperación así como puntos frágiles que si no son atendidos con cuidado pueden resultar dañados. Estas terapias pueden combinar distintos tipos de tratamientos para poder realizar distintos tipos de métodos que conduzcan a una recuperación mucho más integral. Después del proceso oficial de recuperación, el médico le dará de alta y usted podrá seguir con su rutina de manera normal. Sin embargo, si consideramos una lesión de una gravedad mucho más complicada, lo que se puede hacer es continuar con alguna serie de ejercicios sencillos para que permitan realizar una continuación de la rehabilitación y la zona afectada no llegue a sufrir algún tipo de recaída.

En este artículo enlistaremos una serie de recomendaciones orientadas a realizar pequeñas rutinas de ejercicios que le permitan realizar una especie de rehabilitación desde su casa. Sin embargo, estos ejercicios sólo son funcionales si usted ya paso por una proceso previo y que ha sido atendido por un médico especializado. Si sufrió una lesión ya sea leve o grave es importante que vaya a que lo revise una especialista, pues cualquier movimiento leve o brusco, lo único que lograría es empeorar su condición.

Una del las lesiones más afectadas o que son más comúnmente ocurridas dentro de este tipo de accidentes son las rodillas. Y no sólo incluye a los deportistas o gente que trabaja haciendo algún tipo de esfuerzo físico, sino también para los oficinitas, incluso para las amas de casa. Pensemos en las rodillas como una articulación que funciona como bisagra del cuerpo, por lo que controla la mayoría de los movimientos del cuerpo, pues cuando este se traslada de un lado a otro, lo que principalmente hace es mover las rodillas. Al mismo tiempo, es una zona que requiere de mucho trabajo para poder estar rehabilitada por completo, por lo que el siguiente ejercicio puede ser muy recomendable después de haber realizado la rehabilitación indicada por los especialistas.

Sobre la cama, recuéstese con el pecho hacia arriba. Ponga un cojín delgado o una almohada no muy apoltronada debajo de la rodilla, para que ésta tenga un soporte en donde caer. Tiene que ser una superficie suave para que no haya algún tipo de complicación, recordemos que en ese momento la zona se encuentra muy sensible y algún tipo de presión, aunque sea leve puede ser significativa. Es importante que el cojín o almohada no sea muy alta, pues es pertinente que la pierna pueda mantenerse derecha. Ya que se encuentra en la posición indicada y usted se siente confortable para realizar cualquier tipo de movimiento, levante y baje la pierna, sin embargo trate de hacerlo de manera que no flexione la rodilla, sino que hay que mantenerla completamente estirada. Puede hacer una repetición de tres veces arriba y tres veces abajo, después hágalo con la otra pierna para unificar el ejercicio y poder poner en reposo a la otra.  Después voltee su cuerpo hacia la pierna que no se encuentre lastimada, pues es ésta la que cargará con todo el peso de su cuerpo. Va a tratar de levantar la pierna con la rodilla lastimada hacia arriba lo mas recta posible, sin flexionar la rodilla.

El siguiente ejercicio le va a servir para recuperar la fuerza en la musculatura. Para esto, va a poner las dos piernas estiradas lo más que pueda mientras sigue recostado. Después va proceder a apretar los músculos de las piernas y sostener por cinco segundos para luego soltar el músculo. Apriete tanto como lo sea posible. Si llega a sentir algún tipo de dolor muy intenso, detenga el ejercicio de inmediato. Mientras la molestia sea tolerable, será cuestión de hacer tantas repeticiones como sean necesarias para poder acostumbrar al cuerpo a la rutina. Puede intercalar estos ejercicios durante diez minutos con descansos de sesenta segundos. La importancia es que lo realice al menos tres veces a la semana para que el acondicionamiento sea el necesario para su recuperación total.

Ahora, si su periodo de incapacidad ya se ha terminado, y se encuentra de regreso en su trabajo, hay un ejercicio que puede realizar mientras se encuentre en algún descanso en su  oficina. Sentado en su silla de trabajo, ponga los dos pies sobre el suelo, lentamente vaya elevando la pierna hasta lograr un ángulo de noventa grados. Después vaya provocando un efecto de balanceo durante dos minutos. Después, si cuenta con una pared despejada, recargue la espalda en ella y realice sentadillas, flexionando con mucho cuidado las rodillas. Haga una repetición de diez luego descanse y realice otras diez. Al terminar, recobre la posición erguida y levante la pierna flexionando la rodilla y creando de nuevo un ángulo de noventa grados. Repita el mismo efecto de balanceo que realizó mientras estaba en la silla y manténgala por un minuto. Después haga lo mismo con la otra rodilla.

Si está buscando algún servicio de terapia física y rehabilitación lo invitamos a conocer nuestras instalaciones al igual que a nuestros especialistas. Somos una comunidad médica sumamente interesada en el desarrollo de una práctica profesional y sumamente apegada al trato humano e integral.

Posts recientes