clinicas de rehabilitacion fisicaLa medicina es una de las disciplinas más antiguas de la humanidad, por lo tanto, lo acompañado casi desde el principio de la civilización desarrollándose a la par del pensamiento y la conciencia del mismo.  Una de las grandes virtudes que nos otorga el instinto es la imperiosa necesidad de mantenernos a salvo, y es por eso que la necesidad de mantenernos sanos o de poder aliviar nuestras dolencias se han desarrollado proporcionalmente a cómo lo hemos hecho nosotros y cómo nos hemos fundido con nuestro ambiente natural. Sin embargo, conforme la humanidad fue alcanzando el punto más álgido de su desarrollo tecnológico y científico (entre el siglo XIX y el siglo XX) la medicina comenzó a entrar en crisis, sobre todo en la manera en cómo los especialistas se relacionaban con los pacientes. Es decir, era difícil que tan distante o cercana tenía que ser la relación que se establecía entre un doctor y un paciente, sobre todo, cuando el objeto estudio y trabajo del primero era un cuerpo humano que no sólo estaba compuesto por órganos, sino por elementos emocionales que lo hacían más vulnerable desde ciertos puntos de vista.

Es también el momento en el que surgen nuevas modalidades de atención clínica como lo son los centros para tratamiento para enfermos mentales, centros de rehabilitación de adicciones y las clínicas de rehabilitación física. Fue en estos tres campos en el que se comenzó a considerar que la relación de paciente-doctor no debería ser tan “fría” pues con los avances de la psiquiatría y la psicología se fue comprendiendo poco a poco  que las emociones influían de manera muy directa y muy fuerte en la recuperación de cada uno de los pacientes que ingresaran en alguno de estos centros, cuales sea que fueran sus padecimientos o sus características personales. Ahora, el médico debe estar consciente que no sólo establece una relación con el paciente que se encuentra a su cargo, sino también con los familiares que lo acompañen, ya sea amigos, parejas o padres, en el caso de los niños. Es por este tipo de interacciones en donde la cooperación y la confianza se hacen necesarias para trabajar de manera eficaz. El médico tiene que tener el suficiente tacto, pero también la practicidad necesaria para poder comunicar el estado de la enfermedad así como los procesos de recuperación: qué tipo de terapias serán empleadas, cómo se llevará a cabo cada una de ellas, por cuánto tiempo. Por su parte tanto el paciente como sus acompañantes o familiares tienen que hacer un voto de confianza con el doctor y seguir de manera rigurosa cada uno de los señalamientos que este haga sobre la recuperación del otro.

Así, pues, en cualquier momento que usted consideré o esté necesitado de los servicios de las clínicas de rehabilitación física tiene que considerar tres elementos vitales, tanto para garantizar una recuperación integral de su padecimiento como la certeza que otorga la tranquilidad de tener una terapia de recuperación confortable, sin ningún otro elemento que pueda generar situaciones de estrés o discusiones que sólo alarguen la etapa de recuperación del paciente. También el doctor tiene que tener la habilidad de poder comportarse de distintas maneras con los casos particulares de cada uno de sus pacientes.  Por ejemplo, imaginemos el caso de un adolescente que acaba de sufrir un accidente en bicicleta y que se fracturo seriamente la pierna. Su fractura tuvo que ser atendida con cirugía y la pierna estuvo inmovilizada por largo tiempo, y el cirujano le recomendó un tratamiento posterior dentro de las clínicas de rehabilitación física. Aquí, el doctor que esté encargado de suministrar la terapia deberá tener las suficiente sensibilidad para leer su paciente y entender cuál es la postura que tendrá que tomar con él, sobre todo porque la adolescencia es siempre una etapa complacida y es difícil que hagan caso de indicaciones médicas, aún cuando pongan en peligro la integridad de su propio cuerpo. Aquí, es probable que el doctor tenga que hacer uso de una actividad muy concreta, que vaya de la rigidez en algunos aspectos y la afabilidad en otros para, que el adolescente no se sienta desafiado y nazca en él la necesidad de contradecir todo lo que le indiqué el especialista.

Ahora, imaginemos otro caso. Una mujer de edad avanzada que sufre de artritis y su especialista el indica que una de las maneras de mantener bajo control algunos de los síntomas más molestos de la enfermedad, es sometiéndose a una terapia dentro de algunas de las clínicas de rehabilitación física, esto para mantener en movimiento las articulaciones comprometidas y que éstas no se deterioren más de lo permitido o de lo que el cuerpo pueda tolerar, para, relativamente su funcionamiento normal. Es probable que no sea la primera vez que esta paciente se enfrente a este tipo de tratamiento, por lo que es posible que se encuentre agotada de los mismos. Entonces, el doctor tendrá que ser mucho más paciente para de manera sencilla —sin rayar en lo condescendiente— sea capaz de explicarle a la paciente cuáles son los objetivos principales y las razones primarias por las cuales tal terapia es adecuada para ella. Tendrá que ser muy gente y paciente con esta mujer, no sólo a nivel físico al momento de aplicar la terapia, sino emocional en las ocasiones que tenga que tratar verbalmente con ella. En los dos casos, lo que se busca es generar empatía y confianza que haga el proceso de recuperación mucho más fácil para ambas partes.

En Abilita contamos con personal altamente capacitado para tratar con los pacientes a nivel emocional y médico, además nuestros especialistas cuentan con una larga experiencia en el campo de la rehabilitación. Todo esto se complementa con instalaciones que son una extensión directa de este concepto de un tratamiento más humano y optimo. En ese sentido, buscamos ofrecemos un servicio integral a todos nuestros pacientes que requieren de clínicas de rehabilitación. Nuestros profesionales pueden trabajar con un amplio rango de pacientes, y además son especialistas altamente capacitados en medicina deportiva, traumatología y tratamientos posteriores de rehabilitación.

Posts recientes