La ortopedia es una de las especialidades más importantes en la actualidad y lo ha sido a lo largo de la historia desde su aparición, debido a las estructuras del cuerpo humano que atiende, pues la columna vertebral y las extremidades son fundamentales para que cualquier persona tenga la capacidad para realizar cualquiera de sus actividades cotidianas, pero cuando algún padecimiento, enfermedad, malformación o lesión se presenta, esto puede cambiar radicalmente e incapacitar de manera severa a la persona.

Por fortuna, en la actualidad los ortopedistas DF están perfectamente capacitados para evaluar, diagnosticar y tratar cualquier condición que afecte cualquiera de estas estructuras a cualquier nivel, pues se cuenta con el conocimiento médico y las herramientas tecnológicas para atender prácticamente cualquier padecimiento musculoesquelético y esperar los mejores resultados posibles.

Los diferentes padecimientos ortopédicos son una de la principales causas de consulta en las clínicas, sin embargo, debido a las condiciones, lesiones o enfermedades tan variadas en causas y naturaleza, en algunas ocasiones el diagnóstico no es certero, en otras las unidades médicas no cuentan con las herramientas y los especialistas requeridos para llevar a cabo un tratamiento adecuado y en otras se confunden los padecimientos ortopédicos con los traumatológicos.

Es justo por esto que Abilita, clínica especializada en todo tipo de lesiones y padecimientos físicos de este tipo, consciente de la enorme necesidad de ofrecer un servicio eficiente a los pacientes, cuenta con el mejor equipo médico para poder dar el diagnóstico más preciso y sobre todo ofrecer el tratamiento más adecuado y oportuno según la condición que presente la persona y así ayudar a su pronta recuperación y reintegración a sus actividades cotidianas.

Por esta razón, Abilita se ve en la necesidad de ofrecer un breve listado de las estructuras que su equipo de excelentes profesionales cuida y atiende, además de los padecimientos musculoesqueléticos más comunes que se pueden presentar en algunas de estas estructuras y que los ortopedistas DF de Abilita tienen la misión de atender y tratar de manera precisa, efectiva y excelente.

  • Columna vertebral:

La columna es una de las estructuras del cuerpo humano más importantes, pues ofrece sostén, equilibrio y movimiento, pero al mismo tiempo, derivado de esta importancia, es una estructura sometida a una alta demanda funcional y constante desgaste.

Esta estructura está compuesta por las vértebras, los discos intervertebrales, la médula espinal y sus raíces nerviosas y los tejidos blandos que le dan forma y estabilidad, que son músculos, tendones y ligamentos, y la función principal de todo esto como conjunto es proveer al cuerpo de una estructura de soporte que ayude al sujeto a mantener una posición recta y erguida, tener un centro de gravedad adecuado que ofrezca equilibrio al pararse y andar, ser capaz de realizar movimientos con libertad y en cualquier dirección y proteger la médula espinal y sus raíces nerviosas.

Por supuesto, debido a la alta demanda funcional de esta estructura y al tipo de actividades de la persona, es posible sufrir desgaste, deterioro o accidentes y en consecuencia padecimientos que deben ser tratados. Pero también hay condiciones genéticas o deformidades que nada tienen que ver con las actividades de la persona.

Entre las enfermedades y condiciones que se presentan en esta área y que atiende la ortopedia están la lumbalgia crónica y aguda, hernias de disco, radiculopatías, deformidades congénitas en la columna, canal lumbar y cervical estrecho y algunos tipos de fracturas.

  • Rodilla:

Aunque pocos lo tienen en cuenta, esta es quizás la estructura más importante de las piernas, pues es la articulación principal que permite el movimiento natural para caminar, correr, pararse, sentarse y realizar cualquier movimiento con las extremidades inferiores.

Se trata de una articulación que está formada por la rótula, la parte distal (baja) del fémur y la parte proximal (alta) de la tibia, además de diferentes tipos de ligamentos y tendones, meniscos y músculos, llamados en conjunto elementos estabilizadores. Gracias a todo esto es posible realizar los movimientos de estiramiento y flexión típicos de la rodilla y aparentemente simples, pero fundamentales para realizar cualquier tarea de la vida diaria.

Al igual que la columna, la rodilla es una estructura sometida a una alta demanda funcional y por ello muchas condiciones se deben al desgaste natural y el paso del tiempo, pero otras se presentan por otras causas. La cantidad de lesiones que se puede tener en la rodilla es vasta, pero las más comunes son la ruptura de ligamentos, ruptura de meniscos, osteoartritis, desviación o mala alineación de la rótula, quistes y algunos tipos de fracturas.

  • Cadera:

Muchos no lo saben, pero la cadera, otra estructura atendida por los ortopedistas DF, también es una articulación y muy importante, pues junto con la rodilla es la encargada de facilitar el movimiento de las piernas, además de soportar el peso del torso y ayudar a la columna a mantener una posición erguida y equilibrada del cuerpo.

La cadera está compuesta por el acetábulo (hueco de la pelvis) y la parte proximal de los dos fémures y, debido a sus funciones, también es una estructura con alta demanda física y funcional, por lo que hay un gran desgaste articular. Esta área es una de las más afectadas por padecimientos pediátricos como la displasia, deformaciones congénitas y malformaciones del desarrollo, además de alteraciones artríticas.

  • Hombro, codo, muñeca y mano:

El hombro es una articulación que ofrece movilidad al brazo y está conformado por varias estructuras óseas y tejidos blandos que ofrecen estabilidad. La función de esta articulación es permitir mover y posicionar el brazo y la mano para realizar diferentes tareas y por ello es susceptible a condiciones de origen principalmente degenerativo y algunas rupturas de tejidos.

El codo también es una articulación. Muchos creen que es similar e incluso idéntica a la rodilla, pero en realidad es una estructura un poco más simple, pero no menos importante, pues su función es muy similar, ya que permite el movimiento en diferentes direcciones del antebrazo. Está conformada por la unión de húmero, radio y cúbito y estructuras estabilizadoras. Las lesiones más comunes en el codo son por sobreuso, condiciones degenerativas y nerviosas.

La mano y la muñeca son estructuras muy complejas, pues su función es la de realizar movimientos muy finos, y por ello tiene una gran cantidad de tejidos nerviosos, tendones, ligamentos y huesos con un alto grado de especialización. Las lesiones atendidas por ortopedistas DF en esta área también son por lo general degenerativas y por sobreuso.

  • Tobillo y pie:

El tobillo y el pie son estructuras igual de complejas que la muñeca y la mano, en cuanto a componentes, aunque sus funciones son menos finas. En conjunto hay 27 huesos en el pie más los tejidos blandos, la parte distal de la tibia y los elementos estabilizadores de la articulación que trabajan para permitir la bipedestación.

Esta región es muy afectada y con frecuencia por lesiones traumáticas, pero las condiciones ortopédicas también están presentes, sobre todo malformaciones y deformaciones como el pie equino, displasias y condiciones derivadas del desgaste de la zona.

El sistema musculoesquelético, sobre todo en columna y extremidades, tiene una gran variedad de funciones y está sometido a altas demandas, por lo que es susceptible a diversas alteraciones, lesiones, condiciones, enfermedades y padecimientos con causas y naturaleza igual de variadas.

Por lo anterior, su cuidado debe ser constante y cuando cualquier inconveniente se presenta es fundamental recibir el diagnóstico adecuado para así obtener el mejor tratamiento posible, para lo cual se requiere acudir con un especialista capacitado y confiable, razón por la que se recomienda acudir a la clínica Abilita, pues es la mejor clínica especializada en ortopedia y con el mejor equipo de ortopedistas DF.

Posts recientes