KINESIOTERAPIA: FORTALECIMIENTO MUSCULAR PARTE I
 En Blog

rehabilitación-física-Condesa-abilita

En nuestra última entrada hablamos de una de las técnicas que utiliza la fisioterapia para el tratamiento y rehabilitación de padecimientos en el sistema musculoesquelético: la kinesioterapia. En caso de que no hayas tenido oportunidad de leerla te explicamos brevemente en qué consiste este tipo de terapia. La kinesioterapia, a través de ejercicios y masajes que involucran el movimiento del cuerpo, fortalecen las conexiones neuromusculares para recuperar los rangos de movimiento en los pacientes, mejorar su velocidad de respuesta muscular, evitar la rigidez en articulaciones y además fortalecer la percepción de sí mismos y reeducar al grupo o grupos de músculos afectados para que puedan reproducir a voluntad patrones de movimientos, necesarios para manipular objetos, por ejemplo.

Los medios que se emplean para lograrlo son diversos pero en todo caso el fisioterapeuta trabaja el fortalecimiento muscular pues éste permitirá que el paciente tenga control sobre un músculo o grupo de músculos y se restablezca su movilidad. En esta entrada, como prometimos anteriormente, nos enfocaremos a hablar sobre el fortalecimiento muscular y el tipo de ejercicios que un fisioterapeuta puede aplicar para el tratamiento de sus pacientes a través de la kinesioterapia en la clínica de rehabilitación física Condesa de Abilita.

Como sabemos, un fisioterapeuta diseña el programa de rehabilitación no sólo a partir de su objetivo como especialista, que en todo caso será el de recuperar al máximo las capacidades de su paciente, sino que también parte de las características del padecimiento y de los objetivos personales del paciente. Con esta información, el fisioterapeuta elige las herramientas que utilizará y por tanto, los ejemplos que mencionaremos a continuación podrían o no aplicarse en un programa de fortalecimiento muscular, o bien, presentar variantes.

El fortalecimiento muscular tiene objetivos curativos, preventivos y paliativos, esto último quiere decir que busca atenuar los efectos de una lesión o enfermedad. Como parte de los objetivos curativos podemos identificar como el más importante el devolver fuerza y rango de movimiento a los músculos y dar estabilidad articular, así como desarrollar resistencia al esfuerzo para que el paciente, tras la rehabilitación, pueda reintegrarse satisfactoriamente a sus actividades cotidianas. Los objetivos preventivos pueden resultar obvios pues están ligados a  evitar que el paciente vuelva a presentar la misma lesión a corto plazo, pero también incluye el tratamiento de padecimientos crónicos y atrofias musculares luego de pasar por un periodo de inmovilización. Los objetivos paliativos tienen que ver con compensar la pérdida de un grupo de músculos, como puede ocurrir en caso de amputaciones o de paraplejías y hemiplejías, por ejemplo.

Ahora bien, a partir de los objetivos trazados y de las características del padecimiento, se diseñan programas que se componen de ejercicios isométricos, concéntricos, excéntricos y pliométricos. Los ejercicios isométricos incrementan la masa muscular y la fuerza y permiten tener control sobre la tensión ejercida sobre un músculo; los ejercicios concéntricos implican vencer una resistencia pero no involucran las estructuras pasivas de los músculos; los ejercicios excéntricos fortalecen la estabilidad de las articulaciones, fortalecen las estructuras pasivas de los músculos, mejoran el funcionamiento de los tendones e incrementan la velocidad articular, mientras que los ejercicios pliométricos aumentan la fuerza, potencia, velocidad y la coordinación muscular.

En este punto puede resultar conveniente que diferenciemos algunos términos, como lo es fuerza y potencia. La fuerza es la capacidad de desplazar o modificar la trayectoria de un objeto y se entiende como la capacidad de los músculos para lograr la mayor resistencia con un esfuerzo, una ejemplo muy claro es el levantamiento de pesas o las sentadillas. La resistencia es la capacidad de los músculos para superar una fuerza que se opone, ya sea externa o el propio cuerpo, ésta se mide a partir del número de repeticiones de un ejercicio. Por otra parte la potencia es el producto de la fuerza por la velocidad y está relacionada con la cantidad de trabajo que se hace en un lapso de tiempo, entendiendo el trabajo como la fuerza por el desplazamiento relacionada con la capacidad energética de los músculos. Estos conceptos posiblemente queden más claros en la segunda parte de esta entrada donde daremos ejemplos de los métodos para desarrollar e incrementar velocidad, fuerza, potencia y resistencia.

Los programas, compuestos por ejercicios de los tipos que acabamos de describir, pueden estar encaminados a desarrollar la fuerza máxima, al desarrollo de la potencia máxima, al desarrollo de la velocidad máxima, de la fuerza explosiva, a incrementar la resistencia o a aumentar la masa muscular. El fisioterapeuta determinará el tipo de programa a seguir, los ejercicios que lo compondrán y la frecuencia con que se llevarán a cabo las rutinas de ejercicio. Es sumamente importante que este tipo de terapia, como cualquier otra, haya sido recomendada por un fisioterapeuta, pues en caso de una mal diseño del programa de fortalecimiento muscular o de la mala ejecución de los ejercicios la salud del paciente puede ponerse en riesgo. Por esto te recomendamos que acudas a Abilita, clínica de rehabilitación física Condesa donde contamos con un equipo multidisciplinario de especialistas altamente calificados para diagnosticar, tratar, rehabilitar y prevenir lesiones por traumatismos o enfermedades congénitas o adquiridas en el sistema musculoesquelético.

En nuestra clínica de rehabilitación física Condesa contamos con instalaciones modernas para ofrecer el mejor servicio a nuestros pacientes a un precio altamente competitivo. Como parte de nuestros servicios contamos con programas de fortalecimiento muscular diseñados a partir de las necesidades e intereses de cada paciente. Nuestra atención es individualizada y ofrecemos resultados eficaces en la rehabilitación de nuestros pacientes.

En nuestras próximas entradas hablaremos más sobre los programas de fortalecimiento muscular y el tipo de herramientas que se utilizan para la realización de los ejercicios.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar