terapia-física-Condesa-abilita

La terapia física es primordial en el tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y padecimientos que afectan al sistema musculoesquelético ocasionadas por traumatismos o por enfermedades congénitas, adquiridas y/o crónicas. Este tipo de terapia está diseñada y es aplicada por profesionales en el ámbito, los fisioterapeutas. Los fisioterapeutas trabajan de la mano con ortopedistas, traumatólogos, médicos del deporte y especialistas en otras ramas como reumatólogos, pediatras, geriatras, neurólogos, psiquiatras y psicólogos para brindar a los pacientes un tratamiento y rehabilitación integral para la recuperación, desarrollo, fortalecimiento y conservación de sus capacidades físicas al máximo, según las características de su padecimiento, y para la reintegración a su vida cotidiana a través del trabajo en el ámbito psicosocial.

En la clínica de rehabilitación y especialidades médicas Abilita, contamos el servicio de terapia física Condesa por un equipo de especialistas en diferentes áreas de la medicina comprometidos a ofrecer una atención de primera categoría, para que nuestros pacientes alcancen una recuperación integral satisfactoria. En Abilita nos caracterizamos por ofrecer una atención individualizada continua con resultados eficaces en instalaciones amplias y bien equipadas, todo a un precio altamente competitivo. Nuestro grupo de especialistas, a partir del diagnóstico y evaluación de las capacidades funcionales del paciente, establece un tratamiento y un programa de rehabilitación para alcanzar su bienestar. Las técnicas de terapia física Condesa que empleamos en Abilita son diversas y se aplican según las necesidades e intereses de cada uno de nuestros pacientes. Entre estas técnicas se encuentran las corrientes diadinámicas, un tipo de electroterapia que tiene acciones tonificantes sobre músculos y tejido conjuntivo, antiinflamatorias, antiespasmódicas y analgésicas, entre otras.

Las corrientes diadinámicas reciben también el nombre de corrientes de Bernard, por el doctor que introdujo por primera vez la aplicación de corrientes alternas rectificadas, ya sean monofásicas o difásicas. Según el tipo de corriente que se utilice en la aplicación de esta técnica se obtienen diferentes efectos:

Corriente diadinámica DF (difásica). Actúa sobre el sistema nervioso autónomo, tiene efecto analgésico y antiespasmódico de duración media. Por lo regular es utilizada para aplicaciones cortas antes de aplicar otros tipos de corrientes diadinámicas, pues ayuda a elevar el umbral del dolor y a disminuir la resistencia cutánea. Con esta corriente el paciente siente una sensación de hormigueo o picazón y contracciones musculares cuando se aplica a altas intensidades. Se utiliza para la rehabilitación de contracturas musculares, mialgias, neuralgias, en procesos reumáticos y procesos post traumáticos.

Corriente diadinámica MF (monofásica). Este tipo de corriente estimula el tejido muscular y la circulación. Causa contracciones musculares visibles y el paciente siente una sensación de vibración durante su aplicación. La corriente diadinámica MF tiene efecto analgésico y tonifica los músculos. Es utilizada en estados crónicos y subagudos, en la rehabilitación de reumatismos, mialgias y neuralgias.

Corriente diadinámica CP (cortos periodos). Estimula la circulación sanguínea, generar un efecto analgésico y antiespasmódico duradero. Produce fuertes contracciones musculares alternadas que el paciente podrá notar acompañadas de una sensación de cosquilleo. Se sugiere que en cada sesión se apliquen como máximo de 10 a 15 minutos de este tipo de corriente. Se utiliza para tratar el edema post traumático, reumatismo, hematomas, tendinitis en fase crónica, fibromialgias y lumbociatalgias.

Corriente diadinámica RS (ritmos sincopados). Este tipo de corriente se suele intercalar con la corriente diadinámica CP y LP para evitar la acomodación de los músculos. Al igual que la corriente CP, produce contracciones musculares perceptibles por el paciente acompañadas de cosquilleo pero más enérgicas. Estimula la circulación sanguínea, tiene un efecto analgésico y antiedematoso, es utilizada para la reabsorción de hematomas o edemas y para tratar dolores crónicos, tendinitis, radiculopatías, fibromialgias y lumbociatalgias, entre otros padecimientos.

Corriente diadinámica LP (largos periodos). Tiene efectos analgésicos, antiedematosos y antiespasmódicos. Con su aplicación los pacientes perciben cosquilleo alternado con contracciones musculares y su tiempo máximo de aplicación es de 10 a 12 minutos por sesión. Se aplica para la rehabilitación de hematomas residuales, neuralgias, procesos post traumáticos, tendinitis, fibromialgias, radiculopatías y lumbociatalgias.

Además de los beneficios en el tratamiento y rehabilitación de enfermedades y lesiones del sistema musculoesquelético, las corrientes diadinámicas son utilizadas con fines estéticos para tratar celulitis, adiposidades y flacidez muscular, así como efecto analgésico en los periodos post quirúrgicos. Para su aplicación, el fisioterapeuta colocará parches con electrodos en la zona a tratar, con un poco de gel para favorecer la conducción eléctrica. Posteriormente se aplica la corriente durante el tiempo indicado y  el fisioterapeuta aplicará las variaciones necesarias para alcanzar el efecto deseado.

Es necesario que resaltemos la importancia de acudir con un especialista para que nos diagnostique y establezca el tratamiento y programa de rehabilitación pertinentes según el estado de nuestra lesión o enfermedad, pues sólo de esta manera lograremos una recuperación satisfactoria. Es común que las personas decidan no cumplir cabalmente con los programas de rehabilitación pues piensan que con la desaparición de los síntomas de la fase aguda del padecimiento, dolor e inflamación son los más comunes, es más que suficiente. Sin embargo, no consideran que el daño puede ir mucho más allá y a mediano o largo plazo, ocasionarnos otro tipo de problemas más severos. La rehabilitación es una fase fundamental para la recuperación y además nos ayudará a fortalecernos para prevenir lesiones e incluso, para evitar que las crónico-degenerativas atrofien nuestro cuerpo tan rápido.

Si has sufrido de algún traumatismo o padeces una enfermedad que afecta a tus músculos, tendones, articulaciones y huesos, no dudes en acudir a Abilita donde nuestros especialistas en terapia física Condesa diseñarán un programa de rehabilitación individualizado para que tú estés bien.

Posts recientes