Centro de rehabilitacion Centro de rehabilitación – Abilita

Cuando escuchamos las palabras “rehabilitación” y “centro de rehabilitación” lo más común es que pensemos en lugares especializados en el tratamiento de adicciones, principalmente del alcoholismo y drogadicción. En México hay una numerosa cantidad de centros e instituciones que ofrecen el servicio de rehabilitación a las personas enfermas de adicción a sustancias; pero también existen diversos lugares que operan como centros de rehabilitación para personas que, por algún accidente, lesión o enfermedad congénita, adquirida o crónico-degenerativa, han visto afectadas sus capacidades físicas.

            Los centros a los que una persona discapacitada, ya sea de manera temporal o permanente, acude para recibir terapias que contribuyan a su recuperación, reciben el nombre de centros de rehabilitación física y pueden ser públicos o privados. En el año de 1986, la Organización Mundial de la Salud definió por primera vez la medicina física y de  rehabilitación como “el conjunto de medidas sociales, educativas y profesionales destinadas a restituir al paciente minusválido la mayor capacidad e independencia posibles” involucrando en el proceso de rehabilitación de los pacientes, no sólo terapias físicas sino también psicológicas, ocupacionales, de lenguaje, entre otras.

centro de rehabilitacion

            Todas las personas estamos expuestas a sufrir algún tipo de lesión o enfermedad que afecte a nuestros músculos, tendones, ligamentos, articulaciones o huesos, es decir, al sistema musculoesquelético. Existen diferentes tipos de lesiones del sistema musculoesquelético, pero todas tienen una cosa en común: afectan la movilidad de nuestro cuerpo provocándonos una discapacidad física transitoria, indefinida o permanente.

            Tareas básicas que forman parte de nuestra rutina cotidiana que pudieran resultarnos tan simples porque sólo implican bajar escaleras o caminar, podrían derivar en un esguince, por ejemplo. Es bien sabido que el estado de los espacios públicos no siempre es el óptimo y en nuestro transitar por una ciudad como el Distrito Federal, nos encontramos con baches, grietas, baldosas levantadas, coladeras destapadas, inundaciones y acumulaciones de basura, factores que aumentan la probabilidad de que nos lastimemos en nuestro día a día. Sumado al mal estado de calles, carreteras, y en general, del espacio público, al vivir en una ciudad grande nos enfrentamos a la sobrepoblación, que es sinónimo de un tráfico automovilístico pesado y de un alto flujo de usuarios en el transporte público, por tanto los accidentes, ya sea choques o caídas por empujones, son bastante comunes.

            Ahora bien, el uso de cierto tipo de calzado puede incrementar las probabilidades de sufrir algún traumatismo o bien, de desarrollar padecimientos crónicos en alguna parte del sistema musculoesquelético. El ejemplo más claro de lo anterior es el caso de las mujeres que utilizan zapatos altos o de tacón que fácilmente pueden atorarse en grietas o que, por la reducida superficie de apoyo, propician que quien los usa dé pasos en falso provocándole torceduras y esguinces en el tobillo. Además, por el uso prolongado de este tipo de calzado se pueden presentar deformidades en los pies y afectaciones en la columna vertebral ya que crean posturas antinaturales que pueden derivar en lumbalgias y problemas en la cadera.

            Por su parte, los deportistas y las personas que practican actividades físicas recreativas están más expuestas a lesionarse y a desarrollar padecimientos crónicos por sobre-esfuerzo, sobrecarga y por el movimiento repetitivo de una parte del cuerpo. Los esguinces, desgarres, fracturas, luxaciones y contusiones son bastante comunes en el ámbito deportivo, así como la tendinitis, la fascitis, el codo de tenista, wl codo de golfista, y diferentes síndromes de dolor. Además del exceso de esfuerzo, de carga y repetición de movimientos, la falta de un calentamiento adecuado previo al desarrollo de la actividad, una mala ejecución de la técnica deportiva específica, una mala postura, cansancio, falta de atención, calzado inadecuado y los hábitos alimenticios, vuelven más propenso a un deportista a sufrir una lesión.

            centro de rehabilitacion

Además de los factores y actividades que mencionamos anteriormente, hay ciertas condiciones y enfermedades que hacen que las personas sean más propensas a lastimarse o bien, que afectan directamente al sistema musculoesquelético, como la artritis, gota, la soriasis, osteoporosis, enfermedades de la tiroides, ciertos medicamentos, obesidad, diabetes, y por supuesto, la edad.

            Las especialidades médicas que se dedican a diagnosticar, tratar, rehabilitar y prevenir las enfermedades y traumatismos del sistema musculoesquelético son la ortopedia y la traumatología, que trabajando de mano de fisiatras, fisioterapeutas, psicólogos, psiquiatras, terapeutas ocupacionales, del lenguaje y, en ciertos casos, reumatólogos, neumólogos, neurólogos, pediatras y geriatras, entre otros, brindan a los pacientes una atención integral para lograr un tratamiento satisfactorio y una rehabilitación efectiva. En un centro de rehabilitación física integral el paciente se encontrará con especialistas y profesionales en diferentes ramas que diseñarán un programa de rehabilitación a partir de sus necesidades y objetivos individuales.

            Los programas de rehabilitación física parten del nivel de deterioro de las capacidades del paciente. Para determinar la gravedad de cada caso, los especialistas realizan una evaluación de las capacidades funcionales del paciente a través de pruebas que miden la amplitud del movimiento articular, la fuerza muscular y la elasticidad. Una vez evaluadas las limitaciones, deficiencias y discapacidades de las partes afectadas, se procede a la creación de un programa que incluye la terapia física, la reeducación funcional, asistencia ortopédica específica como órtesis y prótesis, en caso de ser necesaria; ayuda social y psicológica enfocada a la readaptación del individuo a todos los ámbitos de su vida, y la asistencia técnica para la adecuación de los espacios en los que se desenvuelve el paciente, pues este podría requerir de rampas, barandales y otro tipo de soportes.

            Una rehabilitación integral busca englobar todos los aspectos que se ven afectados por una lesión o enfermedad del sistema musculoesquelético, ya que estas comprometen la movilidad del individuo generando discapacidad indefinida o transitoria a diferentes grados que no sólo influye en las condiciones físicas del paciente, sino también en las psicológicas y sociales. Un programa de rehabilitación aborda todas las medidas encaminadas a reducir las consecuencias de la enfermedad o lesión en todos los ámbitos, con el fin de que el paciente pueda tener una buena calidad de vida.

            Una de las partes más importantes en la rehabilitación de una persona con problemas en el sistema musculoesquelético es la terapia física, y el profesional en este tipo de terapia es el fisioterapeuta. La fisioterapia se dedica a ayudar al paciente a curar, recuperar, desarrollar y conservar sus capacidades físicas a partir de métodos no farmacológicos y para ello emplea diferentes métodos como ejercicios físicos, terapia a base de agentes como electricidad, calor, luz, agua, frío y masajes, entre otros. A continuación explicaremos brevemente en qué consisten los métodos más comunes:

Masoterapia. Es un método que incluye la aplicación de diferentes técnicas de masajes terapéuticos que se emplean con diferentes fines como relajar,  activar la circulación, evitar la atrofia muscular, estimular la reabsorción de fluidos, mejorar el tono muscular y la elasticidad, aumentar los niveles de oxígeno en la sangre, activar las glándulas, eliminar toxinas, disminuir el dolor, entre otros. En la masoterapia se puede utilizar equipo de apoyo para emitir vibraciones, pequeñas descargas eléctricas, o  utilizar agentes para aplicar frío o calor a ciertas zonas como hielo, piedras calientes o compresas.

Electroterapia. Como su nombre lo indica, es un tipo de terapia que hace uso de impulsos eléctricos para tratar atrofias, lesiones y parálisis. La electroterapia incluye la magnetoterapia, que hace uso de campos magnéticos para estimular el calcio en los huesos; la ultrasonoterapia, que con las vibraciones sonoras del ultrasonido favorece a la regeneración de tejidos, y la bioestimulación, o aplicación de corrientes de baja intensidad para regenerar tejidos y aumentar la síntesis de proteínas. La electroterapia también puede ser utilizada en conjunto con otros métodos, como la masoterapia y los ejercicios físicos.

Hidroterapia. Es un tratamiento que funciona a través del agua en lavados, duchas, baños de remolino, compresas, fomentos, masajes subacuáticos, chorros de agua y actividades físicas como la natación. Puede aplicarse con agua fría, para estimular los husos musculares, aumentar la tolerancia al dolor, estimular termoreceptores y mejorar el tono muscular, o con agua caliente, para disminuir el dolor y espasmos, relajar y aumentar la elasticidad.

            centro de rehabilitacion

En la actualidad, tener acceso a un servicio médico especializado puede resultar bastante complicado, sobretodo en una ciudad tan poblada como lo es la Ciudad de México. Los procesos para acceder al servicio de especialidades en las instituciones de salud públicas pueden ser largos y, durante el tiempo de espera para obtener una consulta, el padecimiento puede tornarse más grave, y algo que pudo ser tratado y rehabilitado en poco tiempo podría volverse permanente. Por otra parte, los precios de servicios de muchas instituciones privadas son muy elevados y la mayor parte de la población no puede costearlos.

            Pensando en lo anterior, establecimos una clínica de rehabilitación física y de especialidades médicas en la zona Roma-Condesa del Distrito Federal: Abilita. En Abilita contamos con modernas instalaciones y un equipo médico multidisciplinario altamente calificado para brindar a nuestros pacientes un servicio integral y resultados eficaces. En nuestra clínica de rehabilitación física integral atendemos cada caso de manera individual y le damos un seguimiento continuo para lograr una rehabilitación satisfactoria que le permita a las personas que sufren de alguna lesión, por traumatismo o enfermedad, en el sistema musculoesquelético, desarrollar, recuperar y mantener sus capacidades físicas.

            En Abilita estamos comprometidos a ofrecer servicios de primera categoría a precios altamente competitivos. Además, tenemos una excelente ubicación, así que si estás en busca de un centro de rehabilitación física o de médicos ortopedistas y traumatólogos, no dudes más y acude a nuestras instalaciones: para nosotros será un honor atenderte.

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats