Ejercicios físicos terapéuticos para lesiones de ligamento cruzado anterior Ejercicios físicos terapéuticos para lesiones de ligamento cruzado anterior – Abilita
 En Blog

Cuando se presenta una lesión en el ligamento cruzado anterior de rodilla, la fisioterapia resulta fundamental para la recuperación del paciente, ya que contribuye a la conservación, recuperación y fortalecimiento de las capacidades funcionales de la articulación. Una de las técnicas empleadas para hacer esto posible son los ejercicios físicos, y para que nuestros visitantes conozcan un poco acerca de los que se recomiendan dedicaremos esta publicación en nuestro blog a hablar del tema.

Las lesiones más frecuentes en los ligamentos cruzados de la rodilla, estructuras que se caracterizan por ser cortas y poco elásticas, son las roturas provocadas por pivotar sobre la rodilla con la planta del pie apoyada lo que fuerza la posición de la articulación. El tratamiento indicado depende de la gravedad de la rotura y puede ir de un tratamiento conservador a una cirugía, pero en cualquiera de los casos, la rehabilitación física es de gran importancia y esta se enfoca al fortalecimiento de los cuádriceps y los isquiotibiales con ejercicios.

Algunos de los ejercicios indicados para el fortalecimiento de cuádriceps son los isométricos para producir una contracción muscular sin realizar un movimiento y para ello el paciente sentado puede colocar una toalla enrollada debajo de la rodilla para ejercer presión hacia abajo sin levantar el talón de la superficie de apoyo. Las elevaciones de la pierna estirada  partiendo de una posición sentada con los codos apoyados en el piso para una ligera inclinación hacia atrás es otro ejercicio para cuádriceps, así como la extensión de rodilla al estar sentado sobre una silla hasta estirarla por completo. El número de repeticiones y las series a realizar son indicados por el terapeuta según la fase de recuperación del paciente.

En los ejercicios para isquiotibiales están los isométricos, en los que el paciente debe acostarse boca arriba apoyando los talones en una silla y con las rodillas flexionadas para empujar la silla hacia abajo sin elevar la pelvis. Los ejercicios de extensión de cadera también se indican y consisten tener las rodillas flexionadas con las plantas de los pies en el suelo para elevar la pelvis hasta la altura necesaria para alinear la rodilla con cadera y hombros.

Estos son algunos ejercicios indicados a pacientes con una lesión de ligamento cruzado anterior. Les recordamos que la valoración por especialistas es fundamental para determinar el tratamiento adecuado y la terapia física y rehabilitación requerida y en Abilita podrán encontrar profesionales altamente capacitados para brindarle atención de primera categoría. Contáctenos para agendar una cita, con gusto los atenderemos.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats