Hiperextensión de cuello Hiperextensión de cuello – Abilita
 En Blog

Cuando se sufre una lesión traumática es necesario consultar a un ortopedista que se encargue del diagnóstico del problema y ofrezca un tratamiento adecuado. Una de las lesiones más comunes es la hiperflexión-hiperextensión del cuello, producida por un movimiento enérgico y rápido hacia adelante y hacia atrás tipo latigueo.

En la mayoría de las ocasiones, la lesión traumática por hiperflexión-hiperextensión del cuello ocurre en un accidente automovilístico, pero también puede ser resultado de accidentes durante la práctica deportiva o por maltrato físico, entre otras causas. Aunque esta lesión también se conoce como esguince o distensión del cuello, son términos que incluyen otro tipo de lesiones en el cuello ocasionadas por traumatismos.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de la hiperextensión cervical se suelen manifestar dentro de un lapso de 24 horas después de ocurrida la lesión e incluir dolor y rigidez del cuello, intensificación del dolor al mover el cuello y pérdida de su amplitud de movimiento; dolor de cabeza que comienza en la base del cráneo, sensibilidad o dolor en hombros, en parte superior de la espalda y brazos, hormigueo o entumecimiento en brazos, fatiga y mareos. También puede presentarse visión borrosa, zumbido en los oídos, alteraciones del sueño, irritabilidad, problemas de concentración y de memoria y depresión.

Causas

La lesión normalmente se produce cuando hay un desplazamiento hacia atrás y luego hacia adelante de la cabeza, lo que puede ocasionar daños en los huesos de la columna, discos intervertebrales, ligamentos, músculos, nervios y otros tejidos en el cuello. Las causas más frecuentes incluyen accidentes automovilísticos, maltrato o agresión física al recibir puñetazos o sacudidas y los deportes de contacto por colisiones.

¿Cuándo consultar a un médico?

Se recomienda consultar a un especialista en ortopedia cuando se presentan los síntomas después de un accidente u otra lesión traumática. A través de un diagnóstico rápido y preciso se pueden descartar fracturas y otro tipo de daños en los tejidos que empeoren los síntomas.

Con el movimiento en forma de latigazo en el cuello se pueden presentar algunas complicaciones, como dolor intenso en el cuello, dolores de cabeza e irradiación de dolor hacia los brazos de manera crónica. Aunque la mayoría de las personas sienten mejoras después de algunas semanas con un tratamiento, es difícil predecir la recuperación, de ello que sea tan importante la atención médica.

Diagnóstico

El ortopedista recabará información acerca de los signos y síntomas que se manifiestan para comprender su gravedad. Por eso les harán preguntas acerca de la intensidad y frecuencia de los síntomas y el grado en que interfieren con las actividades diarias. También realiza un examen físico en que el médico toca y mueve la cabeza, cuello y brazos y pedirá que se muevan y realicen tareas sencillas para conocer el rango de movimiento, el grado de movimiento que ocasiona dolor o aumento de este. Con el examen físico también se define la sensibilidad, la fuerza y reflejos en extremidades.

Es posible que se soliciten estudios de diagnóstico por imágenes como radiografías, tomografías computarizadas o una resonancia magnética. Aunque tal vez estas pruebas no muestren cambios anormales en el cuello, sirven para descartar otros trastornos asociados con el dolor del cuello.

Tratamiento

El tratamiento para la hiperextensión cervical está enfocado al control del dolor, la restauración de un rango normal de movimiento en el cuello y la reintegración a las actividades normales. El plan de tratamiento depende de las características del padecimiento, ya que mientras para algunas personas sólo se requiere del uso de medicamentos de venta libre y cuidados en casa para el alivio del dolor, otras podrían requerir medicamentos controlados, un tratamiento especializado para el dolor y fisioterapia.

Para el manejo del dolor se sugiere guardar reposo en las primeras 24 horas posteriores a la lesión. En este punto conviene mencionar que un exceso de reposo puede retrasar el proceso de recuperación. La aplicación de calor o frío en el cuello también reduce las molestias, así como los analgésicos de venta libre. A las personas con dolor intenso se puede recetar medicamentos de venta bajo receta y relajantes musculares. Las inyecciones de lidocaína también son recomendadas y permiten seguir las pautas de terapia física sin tantas molestias.

Los médicos también pueden indicar una serie de ejercicios de estiramiento para recuperar el rango de movilidad del cuello como girar la cabeza en ambas direcciones, inclinarla de lado a lado, doblar el cuello hacia el pecho y hacer rotaciones de hombro. Por otro lado, la terapia física consiste en una serie de ejercicios de fortalecimiento muscular, higiene postural y movilidad. Es posible que también se emplee electroestimulación nerviosa transcutánea para el alivio del dolor y medios físicos para reducir los malestares. Las características del programa de terapia física varían de una persona a otra e incluyen realizar ejercicios en casa.

En ciertos casos puede pedirse el uso de un collarín de gomaespuma para restringir el movimiento. Debido a que una inmovilización prolongada puede disminuir la fuerza de los músculos y retrasar la recuperación, es necesario seguir las indicaciones médicas para el uso correcto del collarín y por cuánto tiempo durante el día.

Si ustedes han sufrido un traumatismo que implique un movimiento tipo latigazo en la columna cervical, ya sea en un accidente automovilístico, al practicar el deporte o tras una agresión física, es muy importante buscar atención médica para el diagnóstico y tratamiento de la hiperextensión del cuello. A través del tratamiento sus molestias se aliviarán y se reducirán los riesgos de desarrollar dolor crónico. En la consulta les preguntarán cosas como el nivel de dolor, si el movimiento empeora con el dolor, otros síntomas que se han manifestado, el tiempo que tardaron en aparecer después del episodio en que se produjo. También les hará preguntas sobre el uso de medicamentos para disminuir el dolor y el tipo de fármacos que comúnmente consumen incluyendo suplementos y medicamentos herbales.

Les recordamos que en Abilita ofrecemos servicios integrales para la atención de enfermedades y lesiones que afectan el estado de los componentes del sistema musculoesquelético. Si requieren atención de un ortopedista, traumatólogo, médico del deporte o fisioterapeuta, los invitamos a ponerse en contacto con nosotros para solicitar información detallada o agendar una cita en nuestro centro de rehabilitación física a los teléfonos (55) 4623 8329 o (55) 3705 6245, con gusto los atenderemos.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats