Enfermedades neuromusculares en los niños Enfermedades neuromusculares en los niños – Abilita
 En Blog

La ortopedia infantil abarca las mismas subespecialidades que la de los adultos, solo que existe la especialización en problemas ortopédicos que son causados por condiciones congénitas, pero también se encarga de traumatismos ocasionados durante el crecimiento, ya que el cuerpo del infante va a ir cambiando conforme a su crecimiento y las lesiones y los padecimientos que puedan llegar a presentar van a tener una respuesta diferente.

Es sobre todo en las primeras etapas, desde la infancia hasta la adolescencia que es cuando el cuerpo deja de crecer, que se debe tener especial atención a los padecimientos, porque tanto los músculos como los huesos estarán en constante crecimiento, por lo que es muy importante llevar desde una edad temprana a los niños con el ortopedista para que pueda detectar a tiempo cualquier patología que puedan tener.

¿Qué lesiones trata la ortopedia infantil?

La ortopedia infantil es de suma importancia porque nos ayuda a tratar a tiempo cualquier lesión que nuestros niños pudieran tener en su sistema locomotor o de movimiento que le causan problemas al caminar. Algunas lesiones de las que se encarga son piernas angulares, displasia de cadera, problemas para caminar, pies deformes, deformidades en la columna, en piernas y brazos, y consecuencias que afectaron su sistema motriz ocasionado por alguna enfermedad neuromuscular.

Enfermedades neuromusculares en niños

Nuestro sistema motor está controlado por el sistema nervioso, por lo tanto, cualquier cosa que lo afecte puede afectar nuestra movilidad. Cuando se manifiestan este tipo de enfermedades neuromusculares las personas van a manifestar dificultad para realizar actividades que requieran de movimiento. Por lo que, cuando los niños padecen este tipo de enfermedades se van a manifestar en su dificultad para moverse y se debe a que hay una mala conexión entre el sistema nervioso y el sistema central.

Estas enfermedades se caracterizan porque los niños no tienen control sobre los músculos voluntarios que son los que controlamos de manera consciente, por lo tanto, ellos no pueden controlar sus brazos o piernas lo que da como resultado la degeneración y atrofia muscular de esas partes de su cuerpo. Están clasificadas dependiendo en dónde radique el daño, existe la afectación a la médula espinal, al sistema nervioso periférico y a la unión neuromuscular.

¿Qué síntomas presentan?

Los síntomas están relacionados con el tono muscular, sus músculos presentan debilidad, y tienen dificultades para subir escaleras, para levantarse cuando están sentados en el suelo, se agotan fácilmente, en pocas palabras sus músculos se atrofian lo que les impide el control de los miembros de su cuerpo y, por ende, acciones como caminar les resultan cansadas y difíciles. Los síntomas pueden ser visibles desde edades tempranas hasta la edad adulta, puede que la enfermedad varíe con los años, puede empeorar o mejorar. Sin embargo, estos estados pueden ser variables.

Estas enfermedades pueden ser diagnosticadas por un pediatra, aunque nos puede remitir con un médico especialista como un ortopedista quien se va a encargar de hacer todas las pruebas necesarias para determinar qué tipo de daño neuromuscular es que el que está afectando el sistema nervioso del pequeño.

Se debe acudir con un especialista en ortopedia para que evalúe y valore el caso de manera particular, ya que cada uno es diferente, se pueden tener puntos comunes pero los médicos deben observar a cada paciente como un caso nuevo y completamente diferente, aunque existan puntos que coinciden, posiblemente requiera de la combinación de tratamientos para poder encontrar una mejora en su paciente.

Así mismo es recomendable la fisioterapia como método para rehabilitar los músculos, Abilita cuenta con clínicas de rehabilitación física donde los pacientes son atendidos y acompañados en todas sus sesiones de terapia, también se les enseña a realizar los ejercicios en casa para que la rehabilitación no pierda efecto.

Recordemos que es importante acudir a tiempo al área de ortopedia para una detección temprana de cualquier enfermedad neuromuscular y comenzar lo más pronto posible con los tratamientos, lo que evitará deformidades o el agravamiento de estas con el crecimiento de paciente, para que al llegar a su edad adulta no existan tantas complicaciones como las que tendrían de no haberse atendido a tiempo. Se comprende que este tipo de tratamientos son por períodos prolongados que duran años, por lo que se requiere de mucha paciencia.

Para agendar tu cita con un especialista en ortopedia o en alguna otra especialidad, llámanos al teléfono (55) 4623 8329 o puedes escribirnos al correo electrónico recepcionabilita@gmail.com para recibir más información sobre nuestros servicios.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats