Fascitis plantar, problema frecuente en los pies que se trata en clínicas de ortopedia Fascitis plantar, problema frecuente en los pies que se trata en clínicas de ortopedia – Abilita
 En Blog

Uno de los problemas de salud en los pies que con mayor frecuencia se trata en las clínicas de traumatología y ortopedia es la fascitis plantar, cuyo nombre proviene de la fascia plantar; hoy en esta nueva entrada de blog de Abilita te contaremos qué es la fascitis y cómo puede tratarse.

La fascia plantar es una banda de tejido elástico, que va desde el calcáneo o talón, hasta debajo de los dedos o metatarsos; la fascitis es la inflamación en esta estructura del pie, en especial en la zona en la que la fascia se conecta con el talón. Este padecimiento se vuelve especialmente al despertar y dar los primeros pasos al levantarse de la cama por la mañana, o tras un largo periodo de reposo, aunque el dolor cede después de caminar unos minutos; se percibe dolor cerca del talón, y puede ser mayor después de caminar o ejercitarse, pero no en todos los casos se siente la molesta durante la actividad física.

La causa más frecuente de la fascitis es una sobrecarga en los pies, ya que la fascia absorbe la presión y el peso de todo el cuerpo, y el exceso puede lesionar o desgarrar los tejidos; se denomina fascitis porque esta estructura se encuentra inflamada como parte de la respuesta natural del cuerpo, y sus causas suelen ser:

  • Tensión en los músculos de la pantorrilla, que dificultan la flexión natural del pie.
  • Obesidad
  • Un arco del pie muy pronunciado.
  • Realizar una actividad de alto impacto como correr.
  • Pasar demasiado tiempo de pie.

Las personas que sufren de espolones de talón suelen sufrir también de fascitis, si bien los espolones no son la causa del dolor.

Una persona que comienza a sentir dolores en la fascia debe acudir de inmediato con el especialista en ortopedia, ya que la detección precoz es clave para el tratamiento y la rehabilitación, pues de no contar con un diagnóstico oportuno se puede producir una calcificación que degenere en un espolón calcáneo.

El especialista usualmente realiza un reconocimiento clínico, palpando la base del pie y analizando la forma en la que el paciente camina, además para respaldar su diagnóstico podrá pedir análisis de imagen, que podrían confirmar o descartar que el dolor en el talón es causado por fascitis plantar; estos estudios podrían ser rayos X que aportan imágenes claras de los huesos y pueden diagnosticar otras causas del dolor como podrían ser las fracturas o una osteoartritis, además los espolones pueden verse con este estudio. También la resonancia magnética y el ultrasonido pueden servir para diagnosticar la fascitis.

Una vez diagnosticados, más del 90% de los pacientes mejoran en un promedio de diez meses, con tratamientos simples como el reposo o suspensión de las actividades que empeoran el dolor, como correr; la aplicación de una botella con hielo durante 20 minutos es muy efectiva para reducir la inflamación, así como el consumo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o en naproxeno para reducir el dolor y la inflamación. Si bien son tratamientos simples, es recomendable acudir con el especialista y no auto medicarse, ya que el dolor podría ser causado por otra causa.

Los ortopedistas además pueden indicar ejercicios de estiramiento para aliviar la tensión en pies y pantorrillas, además de este modo se puede aliviar el dolor sin la necesidad de medicamentos; sin embargo en los casos en los que ni el estiramiento ni los AINE’s producen efecto, el ortopedista podría indicar inyecciones de cortisona, un tipo de esteroide potente, que ayuda a desinflamar y aliviar el dolor. Sin embargo este medicamento debe ser utilizado solo por un experto, ya que los esteroides pueden provocar el desgarre de la fascia plantar, lo que puede llevar a tener pie plano y dolor crónico en el talón.

Otro tratamiento frecuente en ortopedia es el uso de zapatos de sostén u ortopédicos, con suelas gruesas y almohadillas suaves para que amortigüen el impacto del talón contra el suelo al caminar o correr, lo que reduce la presión en la fascia; las almohadillas para talón fabricadas con silicona suave también pueden utilizarse para elevar y amortiguar el talón. Del mismo modo se pueden utilizar férulas nocturnas, ya que relajan muchas personas duermen con las puntas de los pies hacia abajo, incrementando las molestias por las mañanas, mientras que la férula estira el pie, relajando la fascia plantar y puede utilizarse hasta que desaparezca el dolor.

Sin embargo, la terapia física es la solución ideal, ya que suelen realizarse programas de ejercicios concentrados en el estiramiento de los músculos de la pantorrilla y pies, combinados con masajes, aplicación de hielo, masajes y fármacos para reducir el dolor y la inflamación.

La terapia con impulsos eléctricos de energía pueden estimular la cicatrización en la fascitis plantar, lo que suele ser el último recurso antes de optar por una cirugía para alargar los músculos de la pantorrilla, que son los que imponen mayor presión en la fascia, o para liberar ligamentos con el fin de aliviar la tensión en los tejidos. Ambas cirugías suelen ir acompañadas por una remoción del espolón.

Cabe destacar que los tratamientos de fisioterapia son los más efectivos, ya que se aplican en las primeras etapas y buscan corregir defectos en la forma de pisar, pues un andar inadecuado puede traer varias problemáticas a los pies y a la columna; los deportistas y las mujeres son quienes más sufren de fascitis plantar, los primeros por la frecuencia de su actividad física y las segundas por el uso habitual de zapatos de tacón. Para tratar de evitar las dolencias en los pies se recomienda utilizar zapatos cómodos, con la forma del arco plantar y con la amortiguación adecuada para hacer ejercicio, evitar los tacones muy elevados y los zapatos excesivamente bajos y planos, y por último caminar descalzos en casa o por la playa lo más que se pueda para estirar la fascia y realizar estiramientos con el pie después de haber estado mucho tiempo parados o haciendo deportes de alto impacto.

En Abilita contamos con área de traumatología y ortopedia para que encuentres alivio a las problemáticas que te aquejan; llámanos y solicita tu cita de valoración.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats