Los mejores consejos de los ortopedistas para cuidar tus huesos y articulaciones - Abilita
 En Blog

La ortopedia es la rama de la medicina que se ocupa del diagnóstico, tratamiento, prevención y rehabilitación de lesiones y enfermedades del sistema musculoesquelético. Este sistema está compuesto por los huesos, las articulaciones, los músculos, los tendones y los ligamentos.

El objetivo principal de la ortopedia es restaurar la función de las extremidades y la columna vertebral, así como aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Los ortopedistas CDMX son médicos especializados en esta rama de la medicina y se encargan de tratar una amplia variedad de trastornos musculoesqueléticos, desde fracturas y lesiones deportivas hasta trastornos degenerativos como la osteoartritis y la osteoporosis.

Como bien sabemos, los huesos y las articulaciones son esenciales para el funcionamiento del cuerpo humano. Mantenerlos en buen estado es fundamental para prevenir lesiones y enfermedades óseas y articulares. A continuación, te presentamos los mejores consejos que recomiendan los ortopedistas CDMX para cuidar tus huesos y articulaciones:

1.      Adopta una dieta equilibrada

Una alimentación adecuada es fundamental para mantener la salud ósea y articular. Asegúrate de incluir en tu dieta alimentos ricos en calcio, vitamina D y proteínas, como verduras, frijoles, lentejas, entre otros, que son esenciales para la formación y fortalecimiento de los huesos. También es importante consumir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como pescado, mariscos, semillas y nueces, que tienen propiedades antiinflamatorias y ayudan a reducir el riesgo de enfermedades articulares.

2.      Haz ejercicio regularmente

El ejercicio es esencial para mantener la salud ósea y articular. Los ejercicios de bajo impacto, como caminar, nadar y hacer yoga, son especialmente recomendados por ortopedistas CDMX para fortalecer los huesos y las articulaciones sin someterlos a un excesivo estrés. Igualmente, los músculos fuertes ayudan a proteger a las articulaciones a la hora de tener que soportar cargas pesadas. Además, el ejercicio ayuda a reducir el riesgo de osteoporosis y enfermedades articulares.

3.      Mantén un peso saludable

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para enfermedades óseas y articulares. Mantener un peso saludable es esencial para prevenir el desgaste y daño en las articulaciones, prevenir caídas, así como la osteoporosis y otros trastornos óseos.

4.      Evita el sedentarismo

Permanecer sentado por largos períodos de tiempo no es bueno para nuestro cuerpo, puede aumentar el riesgo de enfermedades articulares y osteoporosis. Si trabajas sentado, procura tomar descansos frecuentes y caminar alrededor de la oficina o en tu casa; levántate y muévete cada hora para estirar tus músculos y articulaciones antes de continuar trabajando.

5.      Usa calzado adecuado

El uso de zapatos inadecuados puede causar lesiones en los pies, las rodillas y la columna vertebral. Asegúrate de usar zapatos cómodos y adecuados para la actividad que vayas a realizar. Si practicas deportes, utiliza calzado deportivo adecuado y sustitúyelo regularmente para asegurarte de que esté en buen estado.

6.      Practica una buena postura

Una postura adecuada es esencial para prevenir lesiones y dolor en la espalda, cuello y articulaciones. Si trabajas sentado, asegúrate de que tu silla esté bien ajustada para que tus pies puedan apoyarse en el piso y utiliza un cojín para mantener una postura adecuada. Si pasas muchas horas frente al ordenador, asegúrate de que tu pantalla esté a la altura de tus ojos para evitar tensión en el cuello.

7.      Evita fumar y beber en exceso

El consumo de tabaco y alcohol puede debilitar los huesos y aumentar el riesgo de osteoporosis. Si fumas, trata de dejarlo. Si bebes, hazlo con moderación.

8.      Realiza exámenes de rutina

Realizar exámenes de rutina para evaluar la densidad ósea y la salud articular es fundamental para detectar posibles problemas futuros. En el centro de rehabilitación Abilita, puedes programar una consulta con un médico ortopedista que te hará un chequeo general, y en caso de que algo se encuentre fuera de orden, te recomendará un tratamiento.

9.      Descansa adecuadamente

El descanso es esencial para la recuperación y reparación de los huesos y las articulaciones. Asegúrate de dormir entre 7 y 9 horas cada noche y de utilizar un colchón adecuado para tu postura.

10.  Usa equipo de protección

Si practicas deportes o realizas actividades que puedan poner en riesgo tus huesos y articulaciones, asegúrate de utilizar equipo de protección adecuado. Por ejemplo, si practicas ciclismo o patinaje, utiliza un casco y rodilleras para prevenir lesiones.

11.  Controla el estrés

El estrés crónico altera el funcionamiento del cuerpo en general; puede aumentar el riesgo de enfermedades óseas y articulares. Trata de reducir el estrés en tu vida utilizando técnicas de relajación, como la meditación, el yoga o la respiración profunda. Y recuerda que siempre puedes pedir ayuda para resolver los problemas que a veces surgen en la vida, no tienes que lidiar con todo tú sola.

12.  Evita el exceso de sal

El consumo excesivo de sal puede afectar la salud ósea y aumentar el riesgo de osteoporosis. Trata de limitar el consumo de alimentos procesados y salados y utiliza especias y hierbas frescas para dar sabor a tus comidas.

13.  Consume suplementos adecuados

Muchas veces pasa que nuestro cuerpo no obtiene los nutrientes que necesita para su correcto funcionamiento o si los obtiene, no los procesa de manera correcta. Si tienes deficiencias en calcio, vitamina D o cualquier otro nutriente esencial para la salud ósea, consulta a tu médico acerca de los suplementos que puedes tomar.

14.  Trata las lesiones a tiempo

Si sufres una lesión en los huesos o las articulaciones, es importante tratarla a tiempo para prevenir complicaciones. Consulta a un médico ortopedista para recibir el tratamiento adecuado y realizar la rehabilitación necesaria.

En resumen, cuidar tus huesos y articulaciones es fundamental para prevenir lesiones y enfermedades óseas y articulares, así como para tener una mejor calidad de vida en general. Un cuerpo hábil que puede moverse y aguantar su propio peso es un cuerpo que está preparado para afrontar distintas actividades sin riesgo de lesiones.

Adopta una dieta equilibrada, haz ejercicio regularmente, mantén un peso saludable, evita el sedentarismo y utiliza equipo de protección adecuado si es necesario. Además, descansa adecuadamente, controla el estrés y trata las lesiones a tiempo. Siguiendo estos consejos recomendados por los mejores ortopedistas CDMX está garantizado que tu calidad de vida mejorará.

Si quieres agendar una consulta en el mejor centro de rehabilitación física de la Ciudad de México, llama a alguna de nuestras líneas telefónicas (55) 4623 8329 o (55) 1235 7101. O comunícate a través de nuestro correo electrónico recepcionabilita@gmail.com. Igualmente, puedes visitar nuestras instalaciones, nos encontramos en Av. Nuevo León 270, piso 7, Col. Condesa, Alcaldía Cuauhtémoc, 06140, CDMX.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats