Terapia TENS: Qué es, cómo se aplica y beneficios Terapia TENS: Qué es, cómo se aplica y beneficios – Abilita
 En Blog

El dolor es un signo de alerta que siempre ha estado estrechamente ligado a las patologías y lesiones del sistema musculoesquelético. En la mayoría de los casos, lo primero que alerta al traumatólogo en CDMX de una condición subyacente son las molestias que refiere el paciente, en función de lo cual empieza el proceso diagnóstico y los estudios pertinentes. Hay casos en los que el tratamiento tradicional no basta, es decir, la prescripción farmacológica por parte del facultativo con la consecuente remisión a fisioterapia, siempre que el cuadro clínico lo amerite. Por ello, tecnologías y métodos innovadores como la estimulación nerviosa transcutánea son de mucha utilidad para acelerar la recuperación.

En Abilita somos un centro especializado con un enfoque de rehabilitación integral, por lo que estamos orgullosos de poder ofrecer solo las mejores alternativas, de probada efectividad, a los pacientes que acuden con nosotros y nos confían su proceso de recuperación de la movilidad y eliminación del dolor. Nuestros médicos especialistas en terapias físicas y ortopedistas les brindarán una atención integral de manera que sus músculos, articulaciones y nervios estén saludables, mejorando su calidad de vida.

En lo referente al TENS, que por sus siglas en inglés se refiere a la estimulación eléctrica transcutánea nerviosa, es un sistema de emisión de corriente baja que nuestros especialistas en fisioterapia en CDMX emplean con la finalidad de complementar el tratamiento tradicional, generando pautas alternativas para acelerar el proceso de recuperación de los pacientes con dolor, inflamación aguda o patologías que recomienden el TENS como línea de acción terapéutica. En este artículo vamos a hablarles acerca de qué es esta tecnología, cómo funciona, sus beneficios y en qué situaciones se emplea.

¿Qué es el TENS?

La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea consiste en aplicar corriente eléctrica por medio de electrodos de superficie, adheridos sobre la piel del paciente en un proceso indoloro, con la finalidad de tratar el dolor por una lesión o como síntoma asociado con una dolencia subyacente. El traumatólogo en CDMX puede recomendar la aplicación de una o más sesiones de TENS en combinación con otras técnicas terapéuticas de nuestro catálogo de servicios. Sabemos que los impulsos nerviosos que generan dolor se transmiten a la médula mediante fibras subcutáneas, por lo que, en este escenario, el TENS se encarga de crear una hiperestimulación sináptica de las fibras a nivel medular, lo que causa que haya incidencia en las neuronas descendentes y, por ende, se afecte la transmisión de dolor.

Lo más importante que hay que tener en cuenta sobre el TENS es su fundamento o base fisiológica, es decir, la forma en la que trabaja sobre el cuerpo. Gracias a este sistema surge lo que conocemos como compuerta del dolor, una teoría que explica que, cuando el cerebro está distraído, pierde la capacidad de captar y prestar atención a la fuente de dolor. Así evitamos que nuestros pacientes sufran, mediante las estimulaciones de los nervios para hacer que su cerebro se enfoque en las pequeñas ondas o estimulaciones nerviosas que ejerce el TENS sobre la zona del cuerpo a tratar; así, las vías nociceptivas quedan bloqueadas y, por efecto, el cerebro se adapta con rapidez a la ausencia de dolor.

Por esta razón, el TENS se concibe actualmente como una maravillosa herramienta de la terapia de rehabilitación con la cual es posible variar la intensidad y la frecuencia de onda emitida, haciendo que el cerebro nunca llegue a acostumbrarse a su funcionamiento, siempre con nuevos impulsos para que el proceso terapéutico sea acorde con sus necesidades. En Abilita contamos con un equipo médico que tiene experiencia en el uso de TENS con fines terapéuticos y está capacitado para orientarlos a fondo sobre el tema.

¿Cómo se aplica el TENS?

Empleamos el TENS sobre el área afectada, ya sea que presenten un trauma o dolor y su modo de uso es bastante sencillo. Nuestros médicos especialistas les colocarán unos electrodos de manera tópica, es decir, sobre la superficie de su piel. Con excepción de la cabeza, ya que puede causar cefaleas, el TENS puede usarse en cualquier parte del cuerpo. Ha probado ser muy efectivo para atender traumas, generando una analgesia en el lugar indicado o alrededor de la zona, bloqueando las vías nociceptivas hacia el cerebro.

El traumatólogo en CDMX puede recomendarlo como tratamiento posterior a procesos quirúrgicos o en casos de lesiones en las que los nervios se vieron comprometidos, por lo que los electrodos se colocan entre la zona afectada y el cerebro, cerca del área donde manifiesten dolor para que las ondas interrumpan la emisión de dolor hacia el sistema nervioso central. El TENS es un aparato en el que confiamos para transmitir electricidad dentro de los parámetros relacionados con su diagnóstico y el área del trauma.

¿En qué casos no se recomienda?

El TENS no se aconseja como línea de tratamiento para:

  • Dolores idiopáticos o de origen desconocido.
  • Pacientes que tengan marcapasos.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Epilepsia.
  • Durante el primer trimestre de gestación.
  • Piel dañada.
  • Zona craneal.
  • Sobre el seno carotídeo.
  • Dentro de la boca.

¿Cuáles son los beneficios que obtienen?

Una de las principales ventajas derivadas de la terapia TENS y, en síntesis, el motivo por el que empezó a proliferar su uso dentro del campo de la rehabilitación física es porque evita el uso constante o la dependencia de los fármacos analgésicos, que pueden causar adicción en los pacientes con dolor crónico y traer consigo muchos otros efectos secundarios. Entre las prestaciones de la estimulación eléctrica transcutánea podemos contar la disminución del dolor, estimulación nerviosa, se trata de un procedimiento indoloro y con efecto duradero, pues su cerebro no se acostumbra; y es más económico a largo plazo.

¿Por qué es una alternativa contra el dolor?

El TENS como herramienta práctica contra el dolor es el resultado del trabajo de Melzack y Wall en 1965, profesionales que describieron la Teoría de las Compuertas del Dolor, la cual postula que la corriente eléctrica aplicada a las terminaciones nerviosas en la piel viaja hasta el cerebro a través de las fibras nerviosas selectivas o fibras A. Estas pasan por una sustancia gelatinosa contenida en la médula espinal y que, a su vez, está compuesta por células T, que ayudan a las fibras A en la conducción de las sensaciones ascendentes del dolor.

Una vez en el tálamo, que es el centro del dolor, las pequeñas fibras C, que cargan la señal de dolor que va hacia el cerebro, tienen una capacidad de transmisión menor gracias al efecto producido por la estimulación nerviosa del TENS, bloqueando así el dolor. Las células T se consideran como las compuertas por las que las señales deben pasar mientras que la sobrecarga resultante de las fibras A bloquean la transmisión más lenta de las fibras C.

Abilita, rehabilitación física integral

En Abilita somos una clínica especializada en la rehabilitación física, conformada por un equipo multidisciplinario: traumatólogo en CDMX, ortopedista, fisioterapeuta y mucho más. Para obtener más información acerca de nuestros servicios los invitamos a comunicarse a través del chat en vivo, llamando al teléfono (55) 4623 8329 o escribiendo al correo recepcionabilita@gmail.com. Estamos ubicados en la avenida Nuevo León 270, piso 7, Col. Condesa,06140, alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats