Un acercamiento general a la especialidad conocida como ortopedia Un acercamiento general a la especialidad conocida como ortopedia – Abilita
 En Blog

Probablemente hayas escuchado la especialidad de traumatología y ortopedia. Es sin duda, una de las áreas de la medicina que más cirugías realiza, por la constante de accidentes y lesiones que suceden en una base regular. Sin embargo, no todo es accidentes. De hecho, un ortopedista no tiene nada que ver con los traumas. A continuación te explicamos cuál es realmente su función.

Por lo regular cuando alguien sufre de alguna condición referida al sistema musculoesquelético, lo que hace es comprar un par de pastillas contra el dolor, tomárselas y esperar a que haga efecto. Pocas personas acuden con el especialista que es el ortopedista. De hecho, el médico ortopedista es el especializado en este tipo de problemas, enfermedades y lesiones relacionadas con el sistema que comprende los músculos y los huesos (pasando por articulaciones, ligamentos y demás elementos relacionados).

Los médicos ortopédicos trabajan tanto en hospitales como en clínicas expertas para tratar infecciones, lesiones deportivas, huesos rotos, problemas articulares (por ejemplo, artritis), condiciones congénitas, condiciones degenerativas (por ejemplo, osteoporosis) y tumores óseos. Ellos manejan todo, desde cuestiones menores, como un tobillo torcido hasta procedimientos complejos y cirugías como un reemplazo de cadera. Si actualmente tienes algún tipo de padecimiento (que son muy comunes) tobillos, rodillas, caderas, hombros o espalda, quizá sea tiempo de que dejes la “valentía” de lado y acudas con un experto.

Síntomas de alguna lesión o anomalía en una parte del cuerpo que ya hemos mencionado incluyen:

  • Molestia o dificultad al mover la parte de cuerpo en específico (en actividades regulares, nada extremo)
  • Dolor continuo y hasta incremental
  • Inflamación
  • Moretones
  • Limitación de movimiento
  • Deformidad
  • Enrojecimiento
  • Calor, fiebre (signos de posible infección)
  • Tronar el hueso cuando se mueve sin peso o sin mayor actividad extrema

Las posibles técnicas de tratamiento de la ortopedia que se indican involucran algún tipo de medicamento y fisioterapia, además de descanso. Sin embargo, cuando esto no funciona, es decir, que no existe alivio del dolor, disminución o eliminación de síntomas, es la cirugía el último recurso para asegurar la recuperación de la salud.

Entre las cirugías que más se realizan actualmente como parte de las soluciones de ortopedia se encuentran:

  • Reemplazo de tobillo
  • Sustitución de rodilla
  • Reemplazo de cadera
  • Sustitución de hombro

Un ortopedista también realiza una variedad de procedimientos artroscópicos, que le permite visualizar, diagnosticar y tratar problemas dentro de una articulación.

Así que entre más rápido obtengas atención para tu molestia, más pronto será posible tratar el problema. Lo que las personas por lo regular no conciben es que tratar la situación desde el inicio evita que se agravie aún más.

Durante una consulta inicial con un médico ortopédico, se definirá el problema, se tratará de encontrar y reducir la causa del problema y se explicará las opciones de tratamiento. También obtienes medicamentos, inyecciones, rehabilitación y/o terapia física, para disminuir el dolor o incomodidad.

En pocas palabras, el estudio y la investigación del sistema musculoesquelético (huesos, articulaciones, nervios, etc.) se conoce como ortopedia. La ortopedia se desarrolló por primera vez para tratar a niños que tenían enfermedades incapacitantes o debilitantes. De hecho, la palabra «ortopédico» se deriva de las palabras griegas «ortho», que significa derecho, y «pais», es decir, niños o pediátricos. Los médicos ortopédicos de hoy en día no sólo ofrecen soluciones a niños sino también a adultos. Bastantes médicos ortopedistas se especializan en partes específicas de la anatomía o de ciertas enfermedades. Entre las muchas especialidades de esta área se encuentran:

  • Artritis y osteoartritis
  • Lesiones (luxaciones, fracturas, etcétera)
  • Cirugía de reemplazo articular
  • Reumatología
  • Manejo del dolor
  • Medicina deportiva (muy altamente demandada)
  • Cirugía de espalda y columna
  • Cirugía de mano
  • Lesiones de cadera y reemplazo
  • Lesiones de hombro y reemplazo
  • Cirugía de pie y tobillo
  • Fisioterapia y terapia ocupacional

Nuevamente hacemos hincapié en la importancia de acudir con un especialista de este tipo: cada vez que se presente una sospecha de lesión traumática o repetitiva del movimiento a un hueso, a una articulación, a un tendón o a un nervio, el médico ortopédico es la mejor opción para el tratamiento.

Claro, los masajes y ungüentos funcionan, pero sólo después de que el ortopedista los haya recomendado o autorizado. Tú no sabes qué tanto pueden afectar la inflamación o colocación del hueso.

Algunas enfermedades (ojo: no lesiones) y condiciones que también se tratan en la ortopedia, incluyen:

  • Pie diabético
  • Dolor en el talón
  • Neuroma de Morton
  • Fascitis plantar
  • Espuelas de hueso
  • Disfunción del tendón
  • Anomalías desarrolladas en el pie como juanetes
  • Displasia de cadera
  • Bursitis de cadera
  • Ruptura de cadera
  • Osteoporosis de la cadera
  • Artrosis
  • Piernas arqueadas
  • Bursitis
  • Dolor en las articulaciones
  • Enfermedad Osgood-Schlatter
  • Rodilla del corredor
  • Osteoporosis general
  • Fracturas espinales
  • Tendinitis de Erb Palsy
  • Síndrome del Túnel Cubital
  • Hombro congelado
  • Estenosis espinal
  • Escoliosis
  • Síndrome de Cauda
  • Equina
  • Ciática
  • Síndrome del Túnel Carpiano
  • Síndrome del Compartimiento
  • Contracción de Dupuytren
  • Enfermedad de Kienböck Boutonnière
  • Deformidad
  • Tendinitis de De Quervain
  • Infecciones óseas, articulares y musculares en niños
  • Parálisis cerebral
  • Artritis juvenil
  • Deformidad de longitud de miembro
  • Discrepancia muscular
  • Distrofia
  • Neurofibromatosis
  • Raquitismo
  • Infecciones
  • Enfermedad de Lyme Calambres musculares

Como puedes ver, hay muchos problemas relacionados a esta parte tan importante del cuerpo. El sistema musculoesquelético no debe ser tomado a la ligera. Si tienes algún tipo de enfermedad o molestia relacionado a tus huesos o músculos, no tardes en pedir ayuda. Quizá sea demasiado tarde cuando llegues a tu primera consulta.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats