Cómo prevenir las lesiones deportivas Cómo prevenir las lesiones deportivas – Abilita
 En Blog

Prevenir lesiones requiere buena forma y técnica, buen equipo mientras entrenan y la asistencia de los mejores especialistas en medicina deportiva. Incluso los atletas más experimentados deberían ponerse en forma lentamente, especialmente después de un período sedentario. Puede ser tentador saltar directamente a una rutina anterior sin prepararse, pero esta es una vía rápida para las lesiones.

Prevención de las lesiones

Los atletas deben calentar antes de cada sesión de ejercicio, sin excepción y luego refrescarse. Deben estirarse regularmente, usar una buena técnica y tener en cuenta la fatiga y la deshidratación, que pueden afectar la concentración y provocar una lesión. Los atletas siempre deben responder a las señales que su cuerpo envía: mareos, desmayos, náuseas, sobrecalentamiento y fatiga extrema son signos claros de advertencia.

Tratamientos de lesiones deportivas

A pesar de seguir todas las recomendaciones y cuidado para la prevención de las lesiones, estas pueden ocurrir con facilidad. Para su tratamiento se deben tener en cuenta algunos factores, como el nivel de la lesión, si es la primera vez o se ha repetido, la zona de la lesión y el periodo de entrenamiento.

Por lo general se sigue un método de tratamiento preestablecido, que incluye los siguientes pasos:

  • Protección. La aplicación de vendajes, envoltorios y férulas pueden ayudar a proteger los tejidos de daños mayores.
  • El descanso es una parte crítica, pero a menudo es pasada por alto en el proceso de curación. Su especialista en medicina deportiva trabajará con ustedes en un plan para reintroducir gradualmente las actividades.
  • Aplicación de frio. La colocación de hielo en un área lesionada durante 24 a 72 horas después de una lesión ayuda a reducir la hinchazón y el dolor.
  • Compresión. La presión también ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación.
  • La gravedad ayuda a drenar el líquido de los tejidos lesionados para reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación.

Posteriormente, de acuerdo con el nivel de la lesión, se pueden utilizar medicamentos para reducir la inflamación y ayudar con el manejo del dolor, pero se trata de soluciones temporales. También se opta por la medicina regenerativa, que aprovecha los tejidos del cuerpo para ayudar a promover la autocuración.

Por último, después del tratamiento y la curación de la lesión, se continúa con la terapia física y rehabilitación. Algunas lesiones requieren terapia física y/o rehabilitación adaptada a las necesidades específicas de las personas. La fisioterapia puede ayudar a restablecer la función, disminuir el dolor, aumentar la fuerza y la flexibilidad, así como prevenir lesiones futuras.

En Abilita contamos con especialistas en medicina deportiva, ortopedia y traumatología que los asesorarán para tener una rehabilitación integral con todas las herramientas para una pronta recuperación. Agenden una cita vía telefónica o por correo electrónico para conocer nuestras instalaciones.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats