Displasia de cadera y su tratamiento de ortopedia Displasia de cadera y su tratamiento de ortopedia – Abilita
 En Blog

La displasia de cadera es una malformación congénita que puede afectar a los niños desde su nacimiento o desarrollo; se produce cuando la cabeza del fémur, o hueso del muslo, no encaja con el acetábulo o cavidad de la pelvis, y rotan en una posición inadecuada. En los casos leves o moderados, consiste en un aplanamiento de la cavidad que acoge al fémur, que se desplaza por la misma razón, mientras que en los casos de mayor gravedad, el hueso se coloca en una posición fuera de su lugar natural, provocando la luxación en la cadera.

Hoy en el blog de Abilita les contaremos qué es la displasia de cadera y cómo tratarse desde el punto de vista de la ortopedia y la cirugía para lograr un desarrollo adecuado y normal.

Hace algunos años se utilizaba el término luxación congénita de la cadera en vez de displasia, debido a que no todas las caderas se encuentran luxadas ni evolucionan hasta la luxación, la cual consiste en una pérdida de relación entre la cabeza femoral y el acetábulo. El término actualmente utilizado es displasia del desarrollo de la cadera, o DDC afecta a los componentes de la articulación coxo-femoral: el hueso iliaco, el fémur, la cápsula articular, los ligamentos y músculos; este padecimiento puede ser originado por causas intrínsecas o extrínsecas, que condicionan el desarrollo anormal del fémur y el acetábulo.

En ocasiones la DDC se resuelve de forma espontánea, ya que la cadera se estabiliza a los dos meses de vida, sin embargo no es una condición estrictamente del nacimiento, pues puede ocurrir desde la concepción hasta el final de la maduración esquelética. La incidencia de este padecimiento es variable, ya que en los países desarrollados es de menor frecuencia, con dos o tres casos por cada mil recién nacidos, y en países en desarrollo se da entre cuatro y catorce casos por cada mil recién nacidos.

El 50% de los casos de DDC de tipo congénito o teratológica, las causas son desconocidas; al nacer la articulación de la cadera es propensa a luxarse, siendo más frecuentes los casos de DDC después del nacimiento y puede ser causada por muchos factores que tienen impacto en la cadera, la cual puede tener una mayor laxitud y propensión a desarrollarse anatómicamente de forma anormal. Los factores genéticos y hormonales son muy importantes en el origen de esta condición, que puede ser única o bilateral, y se considera que su causa más frecuente es la restricción del movimiento fetal al final de la gestación, siendo más frecuente que se presente en el lado izquierdo del pequeño por las posiciones que adopta la madre cuando se acerca al final del parto; también hay mayor incidencia de padecimientos de DDC en nacimientos por cesárea o partos en que el bebé viene de nalgas.

Entre los factores de riesgo para la DDC se encuentran factores genéticos, pues es más frecuente encontrar niños con DDC con historia clínica familiar de dicha condición o de una laxitud en los ligamentos que predispone el desarrollo de la enfermedad, también es mayor la incidencia en las niñas, los nacimientos por partos con mayor edad gestacional; el consumo de cigarro durante el embarazo también se ha comprobado ser un causante de esta condición. Los embarazos múltiples, una forma de la pelvis femenina o anomalías uterinas, la brusca extensión de las piernas del recién nacido y las envolturas rígidas de un neonato (muy comunes en México), son otros factores de riesgo.

La detección de la DDC es tarea del especialista en ortopedia como los que se encuentran en Abilita, quienes han hecho hincapié en la importancia de la exploración física de los recién nacidos para detectar a tiempo la anomalía y detectar si la cadera está luxada o es propensa a luxarse; si en la abducción de cadera, cuando se abren o separan las piernas del bebé hay una asimetría importante, podemos pensar que la cadera que se abre menos pueda tener una luxación; también se puede explorar la cadera mediante una ecografía, estas exploraciones se recomiendan a los infantes que nacieron con los factores de riesgo arriba mencionados y pueden realizarse en niños mayores de seis meses, ya que a partir de esa edad la osificación progresiva de la cabeza del fémur dificulta mucho la interpretación de las imágenes de ecografía.

El diagnóstico precoz de la DDC es fundamental para una evolución satisfactoria, que permita el desarrollo de una cadera de características normales; un retraso en el diagnóstico puede comprometer el futuro de la articulación y provocar la evolución hacia una artrosis precoz. El objetivo del tratamiento es obtener una cadera sin deformidades residuales, así como evitar las complicaciones y las secuelas.

En los niños que presentan sólo una inestabilidad en la cadera durante las primeras semanas de vida, la condición puede desaparecer de forma espontánea, sin embargo se recomienda que el especialista en ortopedia mantenga en observación al menor, además según su criterio puede recomendar el tratamiento con férulas de abducción para asegurar un desarrollo normal. La férula de abducción mantiene abiertas las piernas del pequeño y, por lo tanto, las caderas reducidas, y solo si no hay una evolución se plantea la cirugía como estrategia terapéutica para el adecuado desarrollo del infante.

Cuando el diagnóstico y el tratamiento se realizan oportunamente, durante los primeros meses de vida, la evolución suele ser muy buena, ya que estos menores desarrollan una cadera normal sin deformidades residuales y sin secuelas. Sin embargo, entre más tarde se detecte y trate la DDC el tratamiento será más complejo y podría quedar el niño con una cojera permanente. Además una deformidad residual en la cadera puede originar un mal funcionamiento de la articulación y provocar el desgaste precoz, que conducirá a una artrosis, para la cual podría ser necesario una prótesis.

No pongas la salud de tus pequeños en juego, si tu bebé nació con algunas de las características arriba mencionadas, o el pediatra te lo recomienda, acude a consulta con el experto en ortopedia; en Abilita contamos con excelentes especialistas que pueden ayudar a tu pequeño a que tenga un desarrollo normal. ¡Contáctanos!

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats