La ortopedia: el remedio para el pie plano La ortopedia: el remedio para el pie plano – Abilita
 En Blog

Estimados lectores, una vez más les damos la bienvenida a este blog que Abilita hace para todos ustedes, con el fin de mantenerlos al tanto de los servicios que les ofrecemos, así como para enterarlos las innovaciones que surgen en el campo laboral que nos atañe. Como bien saben en Abilita les ofrecemos diferentes tratamientos y el servicio de especialistas que se enfocan en la medicina de rehabilitación física, ortopedia y otras especialidades médicas, como: ortopedia, fisioterapia, medicina del deporte, rehabilitación física, traumatología, entre muchos otros.

Hoy queremos hablarles sobre el pie plano en los niños, un padecimiento que es tratado por la especialidad ortopedia pediátrica que, como lo indica su nombre, está dirigida a los niños y se encarga de prevenir, dar diagnóstico y dar tratamientos a los padecimientos que puedan presentarse en el sistema músculo esquelético de este sector de la población.

Cuando hablamos de pie plano nos referimos al estado del pie que no ha desarrollado en nada o sólo parcialmente los arcos del pie que cumplen las funciones de: de amortiguar los impactos generados al caminar, brindarnos estabilidad cuando realizamos diferentes actividades que implican movimiento, distribuir nuestro propio peso de una manera uniforme, darle la capacidad a los pies de adaptarse a cualquier tipo de terreno.

Son varias las funciones de las que se encargan los arcos de los pies, por lo que el hecho de que no estén bien desarrollados puede complicar muchas actividades, sobre todo en el infante que está aprendiendo a lidiar y a controlar su cuerpo, por lo que es de vital importancia que el pediatra encargado de él mantenga en constante vigilancia que éstos se desarrollen correctamente y que de no ser así le sugiera a sus padres la atención de un ortopedista pediátrico.

Algunas teorías afirman que el pie plano puede ser hereditario, y que no hay manera de evitarlo si es que en algún momento va a presentarse, pero al mismo tiempo se sugieren ciertos ejercicios que se recomienda que realicen los niños para minimizar el grado de este síntoma, así que creemos que no está de más mencionárselos: caminar descalzo en la arena o en la hierba, realizar algunas repeticiones caminando en las puntas y en los talones, tratar de sostener objetos con los dedos de los pies, saltar, todos estos ejercicios buscan fortalecer los músculos de la planta del pie.

Si estos ejercicios no son suficientes y el infante desarrolla pie plano hay algunos síntomas que nos pueden alertar para buscar una buena clínica de ortopedia  con especialistas calificados para atender este padecimiento, algunos de estos síntomas son: dolor, calambres constantes en las rodillas, en la pierna o en el pie, dificultad e incomodidad al caminar, apatía al realizar actividades físicas, tropiezos constantes, entre otros.

De observar uno o varios de estos síntomas, los padres deben considerar acudir con un especialista que esté calificado para realizar las pruebas necesarias con el fin de realizar un diagnóstico acertado, y así él mismo podrá establecer el tratamiento a seguir, así como dar  la orientación necesaria a los padres del niño, quienes seguramente tendrán un sinfín de interrogantes.

Los tratamientos para tratar el pie plano en los niños inician con el uso de plantillas, zapatos ortopédicos o cuñas, aquí reafirmamos la importancia de que el especialista sea quien decida las especificaciones de estos tratamientos, pues si los padres o cualquier otra persona no calificada para estos menesteres, orilla al infante a usar estos aditamentos puede sólo empeorar el padecimiento, en vez de acercarlo a un remedio.

Si con zapatos, cuñas o plantillas, no se remedia el padecimiento (que en realidad es muy raro que no funcionen al 100%), se deberá optar por un tratamiento quirúrgico, que buscará limpiar o reparar los tendones o fusionar algunas articulaciones del pie para llevarlas a la posición correcta que deberían ocupar. Esta cirugía que referimos es muy certera, a menos que el paciente presente algún otro padecimiento, su éxito está casi siempre garantizado.

No olviden que los niños son totalmente responsabilidad de los adultos, dependen de ellos casi para todo, por lo que estar al pendiente de su salud física les dará la oportunidad de gozar de una buena calidad de vida, y con esto serán también seres plenos y felices. Al no ser tratado este tipo de padecimiento, por desconocimiento del mismo o por indiferencia, se estará mermando la posibilidad de que los niños se desarrollen plenamente y desarrollen sus aptitudes, además de que evidentemente estos niños se verán limitados para fortalecer sus relaciones sociales, porque, ¿qué es lo que más hacen los niños? Correr, jugar, brincar, andar de un lado para otro, y sí tienen una limitante física, inmediatamente se verán relegados del resto de sus compañeros de escuela, primos, o cualquier grupo.

Por esto y más es que debemos cuidar y siempre procurar estar al pendiente de todos los cambios físicos que nuestros niños presenten, y siempre confiar en que un especialista será la solución a este tipo de complicaciones que, de tratarse a tiempo y como se debe, pueden ser reversibles para así evitar futuras complicaciones.

Esperamos que esta entrada haya sido de su interés, recuerden que en Abilita contamos con los especialistas de ortopedia que ustedes necesitan,  estamos siempre a su disposición, listos para atenderlos. No duden contactarnos y consultarnos por los servicios que necesitan, estamos seguros que somos la mejor opción que encontrará para poner remedio a su padecimiento o al padecimiento de su ser querido. Esperamos que nos visiten en la siguiente entrada de nuestro blog.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats