Lesiones de hombro, tobillo y rodilla comunes en voleibol Lesiones de hombro, tobillo y rodilla comunes en voleibol – Abilita
 En Blog

Cuando se practica un deporte, ya sea de manera recreativa, amateur o profesional, se recomienda consultar a un especialista en medicina deportiva para que realice una evaluación y brinde indicaciones para la prevención de lesiones o diseñe un programa de entrenamiento adecuado a su estado de salud y objetivos. El médico del deporte también se hace cargo del diagnóstico y tratamiento de lesiones deportivas, y en el caso de quienes practican voleibol, las más comunes se dan en el hombro, tobillo y la rodilla Para que ustedes conozcan un poco acerca de ellas dedicaremos esta publicación en nuestro blog a hablar del tema.

Es por los movimientos que se realizan de manera rápida y brusca en el hombro al practicar voleibol que resulta bastante común que se presente un debilitamiento en los músculos del manguito rotador, lo que pone en riesgo también a los tendones. Las luxaciones y separación del hombro se dan muy frecuentemente y requieren la atención de especialistas para su recuperación con tratamientos que pueden ser conservadores o quirúrgicos. Los síntomas comunes de la lesiones de hombro incluyen inflamación, dolor y entumecimiento, y de la gravedad del problema depende el tipo de tratamiento indicado.

Por otra parte, las lesiones de tobillo se presentan principalmente por los saltos y al realizar movimientos bruscos o mantener posiciones incómodas. Los esguinces son las principales lesiones y pueden requerir desde reposo y aplicación de hielo hasta una cirugía para reparar la rotura de los ligamentos. El dolor y la inflamación son los síntomas principales y en los grados más severos se puede generar un hematoma y pérdida de la movilidad. La atención de un especialista en traumatología en estos casos es clave para el diagnóstico del problema.

Las lesiones de rodilla son producto del alto impacto que genera estrés en la articulación. Los síntomas más comunes son el dolor y la inflamación, así como la rigidez matutina y se pueden deber a esguinces, desgarres de tendones o músculos, una lesión de menisco o lesiones en los ligamentos. Cabe mencionar que la inestabilidad y limitación de movilidad acompañan a algunas de estas lesiones, y que en algunos casos no se producen de manera súbita, sino que son el resultado de la sobrecarga de trabajo, el sobreesfuerzo y la degeneración que estos implican.

Si ustedes practican algún deporte o presentan una lesión los servicios del centro de rehabilitación física Abilita son una excelente opción para prevención y tratamiento. Contáctenos para solicitar información detallada acerca de nuestros servicios o agendar una cita, en Abilita con gusto los atenderemos.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats