Rehabilitación para una lesión de ligamento cruzado anterior Rehabilitación para una lesión de ligamento cruzado anterior – Abilita
 En Blog

La atención de una lesión de ligamento cruzado anterior de rodilla en un centro de rehabilitación es fundamental para la recuperación del paciente. En publicaciones anteriores, en el blog de Abilita hemos descrito las características de esta lesión y los tratamiento médicos disponibles, y para que nuestros visitantes conozcan más sobre el tema, en esta ocasión les hablaremos de algunas de las recomendaciones que se dan para su rehabilitación.

Para empezar, es importante mencionar que la rehabilitación del ligamento cruzado anterior de rodilla puede tomar bastante tiempo, y aunque el tiempo de recuperación depende de las características específicas de la lesión, el estado de salud general de cada paciente y el tipo de actividades que realiza, se estima que a los deportistas al menos se requieren de seis a diez meses para que logren retomar sus actividades. En la recuperación, es fundamental que se sigan las indicaciones del médico y consultarlo en caso de identificar cualquier anomalía, ya que estas pueden ser efectos secundarios o complicaciones del tratamiento quirúrgico utilizado para la reparación del ligamento.

Durante dos semanas se indica reposo y el uso de antiinflamatorios, así como aplicación de frío varias veces al día. En este tiempo se deben usar muletas para poder caminar en casa y posteriormente se suele iniciar la rehabilitación. La terapia física y rehabilitación incluye dar masaje a la cicatriz quirúrgica para evitar adherencias y hacer ejercicios para fortalecer el cuádricep a través de contracciones isométricas. Estos ejercicios son fundamentales ya que los cuádriceps se atrofian rápidamente y son imprescindibles para la estabilidad de la articulación.

Después de las primeras semanas y por varios meses se indican ejercicios que devuelvan la flexibilidad a los músculos isquiotibiales y se trabajan ejercicios de flexión y extensión de la rodilla. Posteriormente se indica un programa de reeducación de la marcha, de potenciación de cuádriceps e isquiotibiales y ejercicios de propiocepción que contribuyen a mejorar la estabilidad de la rodilla. En este período de recuperación, el fisioterapeuta puede aplicar diferentes técnicas que contribuyan a acelerar el proceso de recuperación.

Les recordamos que en Abilita ofrecemos servicios especializados en ortopedia, fisioterapia y medicina del deporte para brindarles una atención integral. Los invitamos a contactarnos para solicitar información detallada acerca de nuestros servicios o agendar una cita, con gusto los atenderemos.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats