¿Sabes las consecuencias de un ictus? ¿Sabes las consecuencias de un ictus? – Abilita
 En Centro de rehabilitación fisica DF, Rehabilitación Fisica, terapia física y rehabilitación

Un ictus o una embolia puede ser causa de que una persona necesite de un centro de rehabilitación. Un ictus es un evento grave para la persona que lo padece, es muy importante la rehabilitación del paciente una vez que se encuentra estable y debe ser un trabajo constante por parte del paciente, los médicos y los familiares. No se puede dejar a su suerte a una persona que ha sufrido de un derrame cerebral ya que por lo general, dependiendo de la gravedad, no podrá valerse por sí misma.

Por eso después de un evento vascular cerebral es muy importante la rehabilitación física, ya que esta situación es de las primeras causas de invalidez en adultos, es una situación de urgencia que precisa de muchos cuidados y paciencia para salir adelante. Con ayuda de los médicos, tanto el paciente como los familiares aprenderán a sobre llevar la situación ya que estarán de la mano con especialistas que los guiarán en el proceso de recuperación.

¿Qué es un ictus?

El ictus se refiere a la interrupción repentina del flujo sanguíneo a una parte del cerebro, es una rotura u obstrucción de una arteria o vena del cerebro. La parte del cerebro que deja de recibir el flujo sanguíneo se puede alterar de forma temporal o permanente. A un ictus también se le conoce como derrame cerebral, embolia, trombosis o apoplejía. Hay dos clases de ictus el isquémico o el hemorrágico.

El ictus isquémico es cuando el flujo sanguíneo se ve interrumpido por un coágulo de sangre en alguna de las arterias que se dirige al cerebro. A su vez se divide en trombosis que es cuando el coágulo está en una arteria o vena del cerebro y en embolia que es cuando un coágulo formado en otro lado como en el corazón viajó hasta el cerebro y tapó la vena del cerebro. Por otro lado, el ictus hemorrágico es cuando se rompe una arteria o vena del cerebro y la sangre se esparce por el cerebro dañándolo.

El ictus se genera porque la sangre deja de llegar al cerebro de manera correcta, por lo tanto, este deja de recibir oxígeno y los nutrientes que vienen con ella, lo que provoca que las neuronas y las células que se encuentran en la parte afectada del cerebro comienzan a morir. La parte del cerebro afectada queda alterada, las secuelas pueden ser temporales y subsanadas con terapia de rehabilitación, o por el contrario pueden quedar afectadas de manera permanente.

Las partes del cerebro que se pueden ver afectadas son las zonas del habla, por lo que el paciente presentará dificultades para comunicarse y las zonas del cerebro que controlan el movimiento de nuestras extremidades, por lo que esto ocasionará que el paciente tenga muchos problemas para movilizarse. Por lo tanto, se recomienda acudir a un centro de rehabilitación donde el paciente tenga el apoyo de un fisioterapeuta.

Rehabilitación después de ictus

Una buena terapia de rehabilitación permite mejorar las consecuencias que dejó el ictus en el paciente. No se pueden revertir los daños, pero se trata de minimizar las secuelas físicas y psicológicas que dejó la embolia, el tratamiento en un centro de rehabilitación ayuda mucho a que el paciente se vaya adaptando cada día, esta se debe comenzar tan pronto como el paciente se encuentre estable. La rehabilitación se debe llevar a cabo de la mano con diferentes especialistas y con la ayuda de los familiares.

Por lo general se van a necesitar tres tipos de rehabilitación: la física que implica ayudar al paciente a caminar, a mantenerse en diferentes posiciones como sentarse y realizar diferentes movimientos. En esta terapia intervienen los fisioterapeutas. La terapia del lenguaje les ayuda a hablar, practican ejercicios que incluyen leer, escribir y seguir órdenes y la terapia ocupacional que implica actividades de autocuidado como beber, comer, vestirse, bañarse.

Debemos ser muy pacientes con este tipo de situaciones ya que la situación para cada paciente es diferente, para algunos la rehabilitación puede llevar semanas o meses, para otros puede tomar años. Pero, debemos tener en cuenta que el paciente se está esforzando por alcanzar cierto grado de autonomía e independencia. Esto no hay que olvidarlo ya que la situación afecta el estado de ánimo del paciente y puede sentirse desanimado, deprimido e incapaz de hacer las cosas.

En Abilita le recomendamos nuestro centro de rehabilitación donde recibirá la mejor atención por parte de especialistas que lo acompañarán en todo su proceso de rehabilitación. Si está interesado en conocer nuestras instalaciones, agende su cita al teléfono (55) 4623 8329 o envíe un correo electrónico a recepcionabilita@gmail.com.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats