Terapia física es fundamental para la recuperación de una lesión de rodilla Terapia física es fundamental para la recuperación de una lesión de rodilla – Abilita
 En Blog

La terapia física y rehabilitación es la base del tratamiento de recuperación para quienes han sufrido accidentes o lesiones que hayan comprometido sus rodillas, sin importar si se han llevado a cabo cirugías. Los masajes, la cinesiterapia pasiva y activa o la electroestimulación son sólo algunas de las técnicas que se emplean para recuperar la movilidad y la fuerza de la articulación durante un periodo que, de acuerdo con el tipo de lesión y las características de cada paciente, puede demorar semanas o incluso meses.

Los ortopedistas realizan una evaluación en la primera sesión de fisioterapia, tomando en cuenta tanto la historia clínica y las pruebas diagnósticas, como el estado físico de la rodilla, que es distinto en cada persona y según el tipo de lesión. Los expertos buscan identificar los problemas que deben enfrentar y corregir, como la atrofia, el dolor, la limitación de movimiento, entre otros factores; a través de este proceso se define un plan personalizado, con objetivos precisos que contemplen el uso de técnicas tanto pasivas, con masajes y estiramientos, como las activas, que implican ejercicios especializados.

El estudio de los pacientes se realiza en repetidas oportunidades para poder conocer los progresos y, según sea necesario, reajustar las rutinas. Una correcta evaluación y la definición del programa adecuado de rehabilitación física contribuye a acortar al máximo los tiempos de recuperación, mejorando la calidad de vida de manera significativa. No obstante, la rapidez en la evolución del proceso y las mejorías podrán apreciarse mejor, siempre que los pacientes colaboren plenamente, sean responsables, disciplinados, y acudan cuando se les indique a las consultas.

Por lo general, un programa de fisioterapia para la recuperación del hueso de la rodilla incidirá particularmente en la movilización de la articulación, a través de diversas técnicas, especialmente la cinesiterapia pasiva, que consiste en la realización de movimientos de las piernas, como flexión y extensión; aunque también se pueden utilizar medios mecánicos. Asimismo, los expertos pueden considerar la aplicación de ejercicios de cinesiterapia activa, que permiten que los pacientes tomen parte en la movilización de la rodilla, asistiendo al fisioterapeuta.

Abilita es el centro especializado en fisioterapia y traumatología que ustedes necesitan para ver una mejoría en su movilidad. Los invitamos cordialmente a que visiten nuestro sitio web para conocer nuestra gama de especialidades y nuestros servicios.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats