Atenderse a tiempo la pubalgia Atenderse a tiempo la pubalgia – Abilita
 En Blog

En el centro de rehabilitación Abilita podrás recibir la atención médica especializada que necesitas, contamos con los mejores médicos ortopedistas y en traumatología para atender tus necesidades de recuperación. Somos la mejor opción para acompañarte en tu proceso, no tienes que hacerlo solo y tus familiares sentirán más alivio al ver cómo recuperas tu bienestar.

En nuestro centro somos capaces de tratar lesiones músculo nerviosas, problemas en los huesos y en las articulaciones, en general de todo el sistema motriz. Nuestra clínica de rehabilitación física te brinda todo el apoyo que necesites para recuperarte, te ofrecemos el servicio de terapia física de alto nivel en el que se trata lo más posible de evitar una intervención quirúrgica. Pero es importante entender que en ocasiones la cirugía es la única opción, aunque primero se puede tratar con la terapia física.

Pubalgia

Entre los padecimientos que podemos tratar en nuestro centro de rehabilitación está la pubalgia. Se trata de una afectación conocida como la hernia del deportista o simplemente como dolor de ingle por la zona que se ve afectada. Esta lesión aparece en personas que realizan constantemente actividad física; ya sea de manera intensa o actividad ligera y prolongada. Se identifica como un dolor en la pelvis que inicia como una simple molestia, pero por falta de atención se puede volver intenso.

Desde el momento de la aparición del dolor hasta el momento en que se acude con un especialista pueden transcurrir dos meses, ya que en ocasiones solemos dejar de lado dolores que comienzan como una ligera molestia causada por haber hecho algún movimiento brusco y estamos a la espera pensando que ya se quitará con el paso de los días.

A veces esta indecisión nos puede llegar a costar nuestra salud física, debemos estar al pendiente de los dolores que nuestro cuerpo sufre, aunque no lo creamos el dolor nos indica que algo no está bien, que es mejor hacerse una revisión que nos ayude a prevenir una lesión mayor que  nos pueda llevar a cirugía y que en caso de haberla atendido a tiempo sólo será necesario acudir a un centro de rehabilitación.

Nuestro cuerpo nos habla para que lo atendamos como se debe, nos indicará por medio del dolor que debemos atendernos, como en el caso de la pubalgia, el dolor comenzará en nuestra zona de las ingles y sentimos la molestia en los músculos que están ubicados alrededor del hueso del pubis. Por eso ante cualquier señal de dolor que te indique tu cuerpo es necesario que acudas con un médico, en este caso con un traumatólogo.

¿Cómo se detecta la pubalgia?

Los síntomas entre pacientes pueden variar, como en toda enfermedad y padecimiento, porque cada cuerpo es diferente, como el umbral del dolor, las actividades que realizamos, la dieta, la percepción de nuestro cuerpo, por ende, primero tenemos que ser honestos con nuestro cuerpo y ver dónde se localiza la molestia que sentimos. En ocasiones si dejamos pasar más tiempo con la pubalgia incluso nos será muy molesto estar en reposo o recostados en cama.

El dolor de la pubalgia se localiza en la zona de la ingle y en la parte baja del abdomen, y por lo general nos daremos cuenta de esta molestia porque aparecerá cuando estemos realizando nuestras actividades deportivas. Puede aparecer después de haber terminado el entrenamiento sobre todo si fue una actividad física intensa donde hemos puesto al máximo nuestro cuerpo.

También es posible que aparezca durante la actividad física, y ya en casos más avanzados que aparezca al poco tiempo de haber iniciado nuestro ejercicio, a tal grado que nos impida realizar cualquier actividad física que teníamos planeada para el día. Al final si no nos atendemos el dolor causado por la pubalgia terminará siendo constante y finalmente terminaremos visitando al médico.

Para poder diagnosticar la pubalgia el especialista necesitará realizar una exploración física del paciente, hará una historia clínica y por medio de una resonancia magnética o de una ecografía determinará el grado del daño. Algunos casos se dan por cuestiones biológicas como problemas en los miembros inferiores, algún problema en la cadera o la espalda.

Entre los factores externos al paciente que pueden provocar la pubalgia están los microtraumatismos que se repiten continuamente, por ejemplo: durante la práctica de algún deporte de alto impacto, por sobrecargar los músculos del cuerpo, la irregularidad del piso en donde realizamos nuestra actividad, entre otros factores.

¿Cómo puedes prevenirla?

Podemos ayudar a nuestro cuerpo a prevenir este padecimiento calentando adecuadamente antes de cualquier actividad física ligera o intensa, realizar los movimientos con delicadeza o hacer ejercicio que refuercen los músculos que estabilizan la cadera. No hay que sobrecargar o sobreesforzar nuestro cuerpo, debemos darle el debido descanso.

Beneficios de la rehabilitación

Para una mejor y más pronta recuperación después de las dolencias ocasionadas por la pubalgia, será necesario acudir a un centro de rehabilitación como el que ofrece Abilita para ti. Los beneficios de acudir serán: la reducción del dolor, evitar un proceso quirúrgico, mejorar la movilidad.

Para más información de nuestros servicios, llámanos al teléfono (55) 4623 8329, o manda un correo electrónico a recepcionabilita@gmail.com Con gusto te mandaremos información del servicio que necesites.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats