Lo que deben saber sobre los esguinces de tobillo Lo que deben saber sobre los esguinces de tobillo – Abilita
 En Blog

Uno de los problemas más comunes que atienden los especialistas en medicina deportiva son las torceduras de tobillo. La articulación del tobillo conecta el pie con la parte inferior de la pierna a través de tres ligamentos que evitan que los huesos del tobillo se salgan de su lugar. Con esguince de tobillo, más comúnmente conocido como torcedura, uno de estos ligamentos se estira demasiado o se rasga.

Los médicos clasifican los esguinces de tobillo según su gravedad en:

  • Leve (grado I). Sus ligamentos están estirados, pero no rotos. Su tobillo todavía se siente estable, aunque es posible que tengan algo de dolor y rigidez.
  • Moderado (grado II). Uno o más ligamentos están parcialmente rotos. La articulación no es totalmente estable y no se puede mover tanto como de costumbre, tiene hinchazón y dolor moderado.
  • Grave (grado III). Uno o más ligamentos están totalmente rotos y su tobillo es inestable. Tienen mucho dolor y no pueden moverlo.

Causas

Cualquier cosa que estire el tobillo más allá de su rango normal de movimiento puede lastimar un ligamento. Esto generalmente ocurre cuando su pie se gira hacia adentro o hacia afuera o cuando:

  • Plantar su pie de manera incorrecta cuando corren, suben o bajen, o hagan cosas cotidianas como levantarse de la cama
  • Pisar una superficie irregular, como en un agujero
  • Pisar a otra persona mientras practican deportes. (Por ejemplo, su pie podría rodar cuando están jugando baloncesto, subir para un rebote y caer sobre el pie de otro jugador)

Factores de riesgo

Ciertas personas tienen más probabilidades de torcerse los tobillos. Las mujeres, los niños y los adolescentes tienden a tener más esguinces. También podrían estar en mayor riesgo si ustedes:

  • Practican deportes, especialmente en una cancha cubierta
  • Tienen problemas de equilibrio
  • Usan tacones altos o zapatos que no les queden bien
  • Tienen tobillos débiles o rígidos, por ejemplo, por una lesión previa

Síntomas

La inflamación que acompaña a un esguince de tobillo puede causar síntomas que incluyen:

Hinchazón y moretones

Puede estar tan hinchado que presione el área con el dedo y dejar una marca de sangre.

Dolor

Sus nervios son más sensibles después de un esguince. La articulación duele y puede palpitar. A menudo es peor cuando lo presionan, mueven el pie de ciertas maneras, caminan o se paran.

Enrojecimiento y calidez

Un esguince hace que fluya más sangre al área.

Inestabilidad

La articulación puede sentirse débil cuando el ligamento está totalmente desgarrado.

Problemas para caminar

Un esguince puede limitar cuánto puede mover el tobillo.

¿Cuándo llamar a su doctor?

Probablemente no necesiten ver a su médico por un esguince. Pero acudan con un especialista en medicina deportiva si:

  • Su dolor es intenso o no mejora con medicamentos de venta libre, elevación y hielo
  • No pueden caminar o tienen un dolor intenso cuando lo hacen
  • Su tobillo no se siente mejor en un lapso de cinco a siete días

Es posible que tengan una fractura ósea en lugar de un esguince si:

  • Tienen dolor intenso o dolor que no mejora con el tratamiento
  • Su pie o tobillo está torcido o extremadamente hinchado
  • No pueden caminar sin dolor
  • Tienen dolor intenso cuando presionan el maléolo medial o el maléolo lateral, las protuberancias óseas a cada lado del tobillo

Complicaciones

Si no tratan un esguince de tobillo, se pueden desarrollar complicaciones con el tiempo, como inestabilidad articular, dolor y artritis. Además, se incrementan las probabilidades de sufrir otro esguince por las alteraciones en la forma de caminar.

Diagnóstico

Su médico intentará descartar una fractura ósea u otra lesión grave, para ello moverán el pie y el tobillo para saber qué huesos están afectados y asegurarse de que sus nervios y arterias no estén lastimados. También verificarán que su tendón de Aquiles, que corre a lo largo de la parte posterior de su tobillo, no esté roto.

Es posible que le hagan radiografías para detectar fracturas. Si su esguince es severo, su médico puede ordenar más pruebas de imagen, que incluyen resonancia magnética, ultrasonido y tomografía computarizada.

Tratamiento

Cuidados en el hogar

  • El descanso evita que se vuelvan a lastimar el tobillo o tensen el tejido inflamado. Un aparato ortopédico o una férula pueden aliviar la presión de la articulación.
  • El hielo es probablemente el mejor tratamiento. Colóquenlo en el tobillo para disminuir el flujo sanguíneo y ayudar con la hinchazón, el enrojecimiento y el calor. Pueden prevenir la inflamación si lo hacen rápidamente después de que se presente la lesión.
  • La compresión puede mantener la hinchazón leve. Usen una venda elástica o envuelvan hasta que la hinchazón baje. Siempre comience a envolver en el punto más alejado de su corazón y eviten interrumpir el flujo sanguíneo.
  • La elevación (mantener el área lesionada lo más alta posible) ayudará a su cuerpo a absorber más líquido. Es mejor apuntalar el tobillo para que quede más alto que el corazón, por ejemplo, usar una silla reclinable.
  • Los analgésicos antiinflamatorios reducen el dolor y combaten la hinchazón. Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno y el naproxeno, funcionan para la mayoría de las personas. Consulten con su médico primero si tienen otras condiciones de salud o si toma otros medicamentos.

Tratamiento médico

Si su esguince es severo o no se sienten mejor después de aproximadamente una semana, lo recomendable es consultar a un ortopedista o médico del deporte. Es posible que le den un aparato ortopédico o un yeso para mantener quieto el tobillo y pueden usar muletas para no perder peso.

Si tienen un esguince severo, hagan una cita de seguimiento una o dos semanas después para asegurarse de que se recuperan correctamente y sepan si podrían necesitar terapia de rehabilitación para ayudarlos con flexibilidad y fuerza. En caso de que se presente la rotura total de alguna de las estructuras comprometidas, podrían requerir un tratamiento quirúrgico.

Prevención

Es más probable que un esguince de tobillo se lastime nuevamente, así que hagan lo que pueda para reducir su riesgo de lesión. Las recomendaciones generales incluyen:

  • Mantener sus tobillos fuertes y flexibles. Hablen con su médico o fisioterapeuta sobre los ejercicios de fortalecimiento.
  • Usen los zapatos correctos para su actividad. Elijan zapatos estables que soporten su tobillo, como los zapatos de baloncesto de caña alta.
  • Si practican un deporte, es posible que quieran vendar un tobillo débil para obtener más apoyo. Pregúntenle a su médico acerca de un aparato ortopédico si han tenido más de un esguince.
  • Asegúrense de que el campo de juego o la cancha estén libres de agujeros u obstáculos y desháganse de ellos para evitar peligros de tropiezos en su hogar y patio.

Si necesitan los servicios de un especialista en medicina deportiva pónganse en contacto con nosotros a los teléfonos (55) 4623 8329 o (55) 3705 6245, en Abilita somos un equipo de profesionales con amplia experiencia comprometidos en ofrecerles atención de primera categoría y con gusto los atenderemos.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats