Impacto del uso de las tecnologías en la higiene postural de los niños Impacto del uso de las tecnologías en la higiene postural de los niños – Abilita
 En Blog

Actividad deportiva, respetar las horas de descanso y una buena alimentación son las bases para un sano desarrollo en los primeros años de vida de sus hijos. Establecer una rutina clara con hábitos sanos es primordial para la prevención de enfermedades y que, a largo plazo, entiendan la importancia de cuidar de sí mismos para poder ser productivos en todos los aspectos de su vida.

A la par de ello, los especialistas en ortopedia recomendamos prestar especial atención a la higiene postural, que, a pesar de que no se le da toda la importancia que merece en la mayoría de las ocasiones, es un aspecto que hay que atender desde muy temprano, porque resulta esencial para evitar problemas en todas las etapas.

La vida no es fácil para los niños en estos tiempos y no nos referimos únicamente a todo lo que ha suscitado la pandemia por covid-19, su adaptación a vivir y estudiar desde casa, habituarse al uso de un tapabocas y ver como algo muy lejano, un recuerdo muy vívido, el hecho de pasar tiempo al aire libre, jugar al fútbol o ir al cine. Hay que considerar, de igual manera, un asunto que preocupa a la mayoría de los padres y que no siempre es sencillo saber controlar: el tiempo que pasan frente a las pantallas.

Parece poca cosa, una innovación de nuestros tiempos que simplifica su vida y también permite que estén tranquilos para que los adultos pasen tiempo de calidad o en pareja. Sin embargo, pese a que los dispositivos inteligentes son herramientas de mucho valor, también han traído aparejadas graves consecuencias que empiezan a notarse con el paso del tiempo.

Estamos en plena Revolución Industrial 4.0, un fenómeno en el que la forma de vivir ha cambiado por completo, en todos los ámbitos, otorgándoles a las tecnologías un papel protagónico. Los niños tienen al alcance de un clic todo lo que necesitan para educarse, cumplir con las tareas de la escuela y entretenerse, así que cada vez pasan más tiempo interactuando con un sistema que al aire libre.

No mencionaremos lo que esto implica a nivel social, conductual y psicológico, porque sería entrar en terreno ajeno. Pero, sí abordaremos su impacto en el sistema musculoesquelético y cómo un cambio de hábitos, a la par de una correcta higiene postural definida por nuestros ortopedistas en CDMX, puede prevenir condiciones de salud, dolores y otras patologías a temprana edad.

Hay que controlar el uso de dispositivos

Quizá ustedes no se han dado cuenta o hayan aducido alguna teoría personal para excusar los hábitos tecnológicos de sus hijos, el tiempo que pasan frente a un ordenador, en lugar de jugar al aire libre, como solía hacerlo la generación anterior, los niños de la década de 1990. Pero, si hacen cuentas, seguro notarán la enorme cantidad de horas que sus pequeños pasan sentados al día, en una posición inadecuada sobre un mobiliario que, en la mayoría de los casos, ha sido diseñado para los adultos, pasando olímpicamente por alto las necesidades de los niños. Incluso antes del caos provocado por la proliferación del covid-19, sus hijos no llevaban una vida fácil con tantos libros y cuadernos que debían cargar en la mochila, que se colgaban de un solo hombro, desequilibrando las cargas de los músculos de la espalda y forzando a su columna vertebral a permanecer en mala postura.

Todo esto da como resultado problemas en el cuello, la espalda, escoliosis y, quizá con los años, condiciones de salud vertebrales, como la hernia de disco. No obstante, el tema que nos atañe hoy radica en las consecuencias posturales derivadas del uso de dispositivos digitales. Tengan presente que, mientras sus hijos están en el ordenador estudiando o jugando con la tablet, tienden a inclinar la cabeza hacia adelante y encorvarse. Puede que en ese preciso instante no se den cuenta o que se estén divirtiendo tanto que sean capaces de ignorar la incomodidad, pero, cuando se obliga al cuerpo a algo que no es natural, tarde o temprano hay que pagar un precio. Así es como aparecen las molestias lumbares, el dolor de cuello, hombros o espalda e incluso las cefaleas continuas, debido a la contracción permanente de los músculos para mantener la cabeza en esa posición inadecuada.

¿Cómo incide la mala postura en los niños?

En nuestro centro de rehabilitación hemos podido notar que una precaria higiene postural puede impactar en la calidad de vida que llegarán a tener los niños. Conservar una mala postura y tratar de corregir esos hábitos a base de reprimendas no suele tener mucho efecto. La idea es educar a sus hijos desde una perspectiva profesional, enseñarles cómo tienen que sentarse o caminar a través de ejercicios posturales, uno de los servicios que ofrecemos en Abilita, en lugar de regañarlos por ello. No olviden que una mala postura puede alterar la curvatura original de la columna, evitando que se pueda corregir.

También es posible que, con el paso del tiempo, sus hijos presenten fuertes dolores de espalda como resultado de someter a su cuerpo a una tensión muscular continuada, suscitando la aparición de diversas condiciones de salud relacionadas, como la hernia de disco o la compresión de los nervios de la columna. De igual manera, hemos visto casos de deformación natural del cuello, provocando artritis a una edad muy precoz; pérdida de la capacidad pulmonar hasta un 30%, generando patologías coronarias y del sistema digestivo.

¿Cómo mantener una buena postura?

Al estar de pie, sus hijos deben mantener los hombros a la misma altura y los pies ligeramente separados para conseguir un mejor equilibrio, así como una posición cómoda. Deben evitar ponerse de puntillas para alcanzar un lugar alto; además, es importante que les proporcionen a sus hijos un entorno adecuado para estudiar y jugar, que se adapte a sus necesidades y con el mobiliario correcto según su altura. En las horas de descanso pueden usar un taburete ancho, emplear una escalerilla para cepillarse los dientes cada mañana.

Nuestros especialistas en ortopedia también aconsejan que, al estar sentados, sus hijos toquen el suelo con los pies, las rodillas deben mantenerse en un ángulo de 90° y la espalda tiene que reposar en el asiento. Si en este momento sus pequeños están recibiendo clases virtuales debido a la pandemia, consideren adaptar el espacio a sus necesidades para evitar dolores y contracturas. De acuerdo con su altura, necesitarán sillas de distintos tamaños o pueden corregir la diferencia de altura con un apoyo bajo sus pies. Asimismo, cada vez que trabajan frente al ordenador, la pantalla debe estar situada ante su cara, a una distancia mínima de 40 centímetros y a la altura de los ojos. El teclado tiene que colocarse de modo que los hombros queden relajados y los brazos formen un ángulo de 90°. Si la superficie no es una mesa estándar, emplee un adaptador que les permita cumplir con lo anterior.

Finalmente, recuerden que al momento de dormir deben acostarse de lado o boca arriba, evitando tumbarse sobre el pecho. Si no tienen una buena almohada, compren una que brinde soporte al cuello para evitar los dolores y las contracturas que suelen derivarse de una mala postura al dormir. En caso de que piensen retomar las clases presenciales, recuerden que las mochilas no deben superar el 10% del peso del cuerpo de su hijo y, si quieren corregir a fondo los problemas de postura de sus pequeños, en Abilita les proporcionamos un servicio profesional de ejercicios posturales guiados.

Agenden su cita ahora

En Abilita estamos para servirles. Somos un centro especializado en ortopedia, traumatología rehabilitación, comprometido con la salud de nuestros pacientes. Para agendar una consulta de valoración u obtener más información acerca de nuestros servicios los invitamos a comunicarse a través del chat en vivo, llamando al teléfono (55) 4623 8329 o escribiendo al correo recepcionabilita@gmail.com. Estamos ubicados en la avenida Nuevo León 270, piso 7, Col. Condesa, 06140, alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats