Importancia del vendaje funcional en la rehabilitación física Importancia del vendaje funcional en la rehabilitación física – Abilita
 En Blog

Los vendajes son recursos médicos, muy empleados en traumatología y medicina deportiva, con la finalidad de contribuir con el proceso de recuperación de un accidente o lesión. A pesar de que parecen fáciles de usar, ameritan cierta técnica y conocimientos concretos para ser aplicados correctamente. También se les conoce como taping y en esta ocasión queremos hablarles del rol que desempeñan dentro de la fisioterapia y el conjunto de servicios que ofrecemos en Abilita para facilitar la recuperación de nuestros pacientes.

¿Qué es el vendaje funcional?

Se trata de un tipo de contención que permite cierta movilidad, en comparación con otros mecanismos de inmovilización total, como las férulas. Son bastante útiles para ayudar a atletas, siendo el complemento perfecto en el masaje deportivo. De hecho, la eficacia de los vendajes funcionales ha sido más que probada, pero, para aprovechar todos sus beneficios en su ciclo de sesiones de fisioterapia en CDMX, es necesario complementar con algunos de los servicios que les ofrecemos en nuestro catálogo y que están destinados tanto a reeducar la musculatura, en caso de lesiones graves, como a reducir la inflamación.

Las funciones de este tipo de vendajes son variadas y entre ellas cabe destacar la compresión de heridas para detener una hemorragia, limitación del movimiento de alguna articulación o de un miembro lesionado por actividad deportiva intensa, fijar el material o medicamento tópico a una herida, evitando con ello que se infecte; mantener la zona lesionada fija para prevenir movimientos involuntarios que comprometan el proceso de rehabilitación y, finalmente, conservar una buena posición mientras dure la rehabilitación.

¿Cómo se aplican?

En cuanto a sus variantes y usos, hay mucho que decir al respecto. Los vendajes funcionales empleados en medicina deportiva pueden ser rígidos, para pacientes con lesiones de huesos o músculos que necesitan una inmovilización total, o también los hay más flexibles para atender lesiones menos graves. De cualquier modo, sin importar el tipo de vendaje, se trata de un complemento terapéutico indispensable en la fase de rehabilitación física.

Los vendajes se dividen en dos categorías; en primera instancia, están los que se aplican por su función. El vendaje de sujeción o contentivo, por ejemplo, es empleado para favorecer la absorción de medicamentos tópicos sobre una herida, colocar apósitos y reducir los edemas de una lesión. También están los vendajes compresivos, que ejercen contención progresiva y, por lo general, se aplican en las extremidades desde la parte distal hasta la proximal, de manera que no se vea afectado el retorno venoso; y el rígido, acompañado de escayola, que mantiene inmóvil la parte afectada, ayudando así a su correcta recuperación.

Otros tipos de vendajes se clasifican por el tipo de vuelta realizada, lo cual depende del área afectada, el tipo de lesión y las consideraciones del traumatólogo en CDMX. La técnica para contener hemorragias es la circular, mientras que, si es necesario inmovilizar de manera parcial en brazos o piernas, el vendaje más adecuado es en forma de espiral. El vendaje en ocho, por su parte, se aplica en el área de las articulaciones, puesto que ayuda a prevenir movimientos y sujetar apósitos. Y, por último, si lo que desean nuestros profesionales es comprimir una lesión deportiva para su completa curación, la forma de espiga es ideal.

Beneficios en fisioterapia

Ahora, en medio de todos estos pequeños detalles acerca de su funcionalidad, ¿saben cómo contribuyen los vendajes a la recuperación de los pacientes que están siendo atendidos por profesionales en fisioterapia y medicina deportiva? Después de un desgarro o lesión que compromete el rendimiento de un atleta, la técnica de los vendajes funcionales contribuye a disminuir la tensión en tendones, ligamentos y articulaciones, así como a mantener las zonas o estructuras lesionadas en una postura óptima, relajada, evitando la inmovilización total. La idea es que no se sientan impedidos al cumplir con los ejercicios de movilidad.

La aplicación de este tipo de ligaduras es adecuada en lesiones de leves a moderadas, tales como distensiones de ligamentos en primer o segundo grado, son útiles para la prevención de laxitudes en los ligamentos, contribuyen a rehabilitar roturas en fibras musculares, son recomendables después de retirar una escayola y como parte de un proceso de rehabilitación para evitar hipermovilidad de la zona y descargan tensiones por tendinitis.

Agenden una cita con nosotros

¿Están buscando apoyo por parte de profesionales en medicina deportiva? En Abilita somos una clínica especializada, nos concebimos como un centro de rehabilitación integral motor, donde nuestros pacientes que han sufrido cualquier proceso patológico a nivel musculoesquelético pueden optar por excelentes servicios de recuperación funcional. Para solicitar una cita los invitamos a comunicarse a través del chat en vivo, llenando el formulario, llamando a los teléfonos (55)4623 8329 y (55) 3705 6245 o escribiendo al correo recepcionabilita@gmail.com. Estamos en la Av. Nuevo León #270, piso 7, Colonia Condesa.

Posts recientes

Escribe tu palabra y pulsa enter para buscar

whats